El calzado español propone un Black Friday alternativo

| 26 noviembre, 2020 | Comentario

Mañana, 27 de noviembre, se celebrará la jornada de descuentos conocida como Black Friday. Se trata de uno de los días de mayor consumo en España: el pasado año la mitad de los españoles realizaron alguna compra con motivo de esta efeméride. Sin embargo, este año, condicionado por la amenaza del nuevo coronavirus, se calcula que no se alcanzarán las mismas cifras récord que en anteriores ocasiones. Por ejemplo, según el Observatorio Cetelem, se prevé que el gasto medio de los consumidores españoles se reduzca un 4 por ciento durante el Black Friday 2020, situándose en los 251 euros por persona  (la financiera Bnext rebaja mucho más esta cifra y la fija en 69 euros). En el caso concreto del calzado y los complementos, Cetelem estima que el 39 por ciento de las personas que hagan mañana sus compras adquirirá algún tipo de zapatos o complementos, un 1 por ciento menos que en el pasado año.

Desde el punto de vista del comprador, se espera que el consumo se retraiga y que se canalice a través del comercio electrónico: la OCU indica que un 15 por ciento planea comprar únicamente en tienda física en estas fechas, frente al 51 por ciento que lo hará exclusivamente online y el 35 por ciento que combinará ambas. Por parte de las marcas de calzado, la manera de afrontar la jornada de ofertas de mañana es muy distinta. Mientras unas optarán por ofrecer sustanciales descuentos, otras se posicionarán en contra de este día, que consideran una celebración al consumismo más negativo.

«Por la supervivencia de nuestro comercio local, la prosperidad de nuestras ciudades y barrios, así como el apoyo a los pequeños emprendedores y proyectos que están impulsando un nuevo modelo de producción».

Un Black Friday alternativo
En plena crisis de la covid-19, la Asociación de Moda Sostenible de España (AMSE) considera «una grave irresponsabilidad empujar a las personas hacia el consumo irracional». Por ello, hacen «un llamamiento a consumir solo lo necesario» y siempre apoyando el «pequeño comercio local». «Por la supervivencia de nuestro comercio local, la prosperidad de nuestras ciudades y barrios, así como el apoyo a los pequeños emprendedores y proyectos que están impulsando un nuevo modelo de producción y consumo responsables, poniendo en el centro a las personas y el planeta: ¡no al Black Friday!», concluye el comunicado de AMSE.

En sintonía con el la Asociación de Moda Sostenible de España, la marca española de calzado vegano Beflamboyant promoverá la campaña #SayNoToBlackFriday («di no al Black Friday»). A través de esta iniciativa, busca concienciar sobre el impacto irreversible que representa esta gran cita comercial y anima a la sociedad a disfrutar del «simple acto de no comprar nada». Dentro de esta campaña, Beflamboyant ha decidido cerrar mañana su e-commerce y colaborar con la ONG OneTreePlanted para la reforestación de los bosques.

Otro ejemplo de oposición al Black Friday es Tropicfeel. Un año más esta marca española de calzado sostenible se desmarcará del Viernes Negro y celebrará su particular Zero Waste Friday. A través de esta iniciativa, pondrá a la venta hasta 1.745 pares de zapatillas a las que se les ha dado una segunda vida con descuentos que alcanzarán hasta el 40 por ciento. Con el objetivo de cerrar el círculo, la firma ha decidido dar una nueva oportunidad a todas aquellas zapatillas que han tenido únicamente un uso, que se perdieron, devueltas en alguna compra o incluso descatalogadas, para renovarlas y ofrecer un segundo uso a precios más bajos.

La marca española de calzado femenino Pepe Menargues quiere aprovechar la jornada de mañana para reivindicar la importancia del pequeño comercio de proximidad.

Por su parte, la marca española de calzado femenino Pepe Menargues quiere aprovechar la jornada de mañana para reivindicar la importancia del pequeño comercio de proximidad. La firma impulsará el hashtag #yocomproenmizapatería, con el que quiere dinamizar las ventas en las zapaterías tradicionales, por lo que las redes sociales de Pepe Menargues se convertirán en un escaparate donde se promocionará activamente a la tienda de calzado. La marca, «comprometida desde sus inicios con el pequeño comercio» volverá a reafirmar su «apoyo, solidaridad y empatía con las zapaterías tradicionales», según explican los responsables de esta campaña. La marca de calzado va a promover el comercio de cercanía y a ayudar a sus clientes para que sus negocios y tiendas online sean más visibles durante el Black Friday.

Share

Tags: ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario