GalleryShoes

El calzado europeo recibe con entusiasmo el Tratado de Libre Comercio UE-Mercosur

| 2 julio, 2019 | Comentario

UE-mercosurDespués de casi dos años de complicadas negociaciones, la Unión Europea (UE) y los países del Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) firmaron el pasado 28 de junio un acuerdo comercial integral de gran alcance. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, describió el tratado como un «acuerdo histórico», mientras que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Junker, declaró que «el acuerdo comercial más importante de la Unión Europea ha concluido». En términos parecidos se ha manifestado la Confederación de la Industria del Calzado Europeo (CEC), la cual asegura sentirse «satisfecha con las oportunidades comerciales que brindará a las empresas de calzado de la UE».

El Tratado de Libre Comercio entre la UE y Mercosur, que abarca una población combinada de 780 millones y más de un billón de euros de comercio y servicios combinados, es un fuerte compromiso con el comercio multilateral en un momento en el que el proteccionismo está en aumento. Para la CEC, «este acuerdo es una excelente oportunidad para que la UE siga siendo un actor importante de la red de comercio mundial, en un momento en que la administración estadounidense se muestra escéptica y está socavando el comercio internacional».

El calzado europeo es uno de los productos con los aranceles aduaneros más altos (que llega hasta el 35 por ciento en el caso del calzado de cuero) al ingresar a los países del Mercosur.

El acuerdo es parte de una estrategia comercial de la UE que comenzó en 2014 y que ha tenido como resultado la firma de 15 acuerdos comerciales, incluidos con Canadá y Japón. La CEC comparte la opinión de la Comisión Europea al respecto de que el acuerdo es «un fuerte compromiso con el comercio internacional, y que será una excelente oportunidad comercial para ambas partes, respetando el medioambiente, preservando los intereses de los consumidores de la UE y los sectores económicos sensibles». Por el momento, el acuerdo deberá ser aprobado por el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo antes de su entrada en vigor.

El calzado europeo es uno de los productos con los aranceles aduaneros más altos (que llegan hasta el 35 por ciento en el caso del calzado de cuero) al ingresar a los países del Mercosur. La próxima liberalización arancelaria total brindará acceso gratuito a un mercado actualmente compuesto por 260 millones de consumidores. En 2018, países como Argentina y Uruguay importaron respectivamente 520 y 482 millones de euros en calzado procedente de la UE a pesar de los altos aranceles de importación.

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario