«El consumidor del futuro 2020»

| 9 abril, 2018 | Comentario

Las distintas revoluciones tecnológicas se suceden a una velocidad inesperada. Sin casi darnos tiempo a asimilar los cambios, lo que ahora es nuevo rápidamente se vuelve obsoleto y lo más innovador en poco tiempo se considera vintage. Las transformaciones sociales, políticas y económicas; las nuevas tecnologías, y la revolución digital van a obligar a las marcas de moda a adaptarse a los gustos y hábitos de un nuevo consumidor en ciernes. «La próxima década supondrá un punto de inflexión para el perfil del consumidor», explican desde la consultora de moda WGSN. Precisamente para averiguar cómo será este nuevo comprador de moda, la consultora ha publicado su último informe El consumidor del futuro 2020. Para WGSN habrá tres grandes impulsores del cambio del consumidor de la próxima década, que los define bajo los epígrafes de «Nuevas mayorías», «La fuerza del 5G» y «Capitalismo basado en la multitud».

Nuevas mayorías
Las minorías se están convirtiendo en los grupos sociales mayoritarios y su influencia es cada vez mayor en ámbitos económicos y políticos. Un ejemplo, es la llamada Generación M (millennials musulmanes), un grupo que se calcula que en 2050 será una cuarta parte de la población mundial (alrededor de 2.800 millones de personas). «El gasto de este grupo de poder no puede ser ignorado», advierten desde WGSN. Otro ejemplo lo encontramos en los Estados Unidos, donde comprobamos que en 2020 la mitad de los jóvenes menores de 18 años pertenecerá a alguna minoría étnica y para 2040 los blancos caucásicos serán minoría. Y algo parecido sucederá en Europa. Para el negocio de la moda esto significa la aparición de nuevas oportunidades poco explotadas. ¿Por qué no lanzar colecciones pensadas para celebraciones culturales en alza como las Quinceañeras hispanoamericanas o el Eids y Ramadán musulmanes?, se preguntan desde la consultora de moda.

«La fuerza del 5G»
El comercio a través de los teléfonos móviles representará en 2020 la mitad de todas las compras online en el mundo. La red para conectarse a internet será más rápida, segura y ayudará a mejorar la experiencia de compra mediante los dispositivos móviles gracias, entre otras cosas, a la aplicación de la realidad aumentada. La optimización de los sistemas de pago a través de los smartphones por parte de las marcas de moda se volverá, por tanto, una necesidad insoslayable, sobre todo si tenemos en cuenta que, como se viene vaticinando en los últimos años, nos encaminamos a un mundo sin dinero en efectivo.

«Capitalismo basado en la multitud»
«Enfrentémonos a los hechos: la economía colaborativa ha llegado para quedarse», aseguran los analistas del WGSN. Se calcula que este tipo de economía moverá en 2025 alrededor de 273.600 millones de euros en todo el mundo. Este nuevo modelo económico trastocará nuestra manera de entender el empleo asalariado: los horarios se harán más flexibles y se extenderá el teletrabajo. También se crearán nuevas oportunidades de mercado en el sector la moda, como los pedidos colaborativos o la distribución a terceros.

Localactivistas
La combinación de estos tres indicadores dará lugar, según detalla el estudio El consumidor del futuro 2020, a la generación de un nuevo tipo de consumidor: el localactivista. Las ganas de transformar nuestra sociedad y luchar por nuestras creencias y valores se va a volver más local y se referirá a asuntos más cercanos. En función del crecimiento de este compromiso cívico local, las barreras generacionales y étnicas se irán difuminando. Esto tendrá su reflejo en los hábitos de compra de los consumidores, quienes poco a poco irán optando por adquirir sus productos a marcas más pequeñas y de cercanía.

Ante el advenimiento de este nuevo tipo de consumidor, WGSN recomienda a las marcas de moda que vayan adaptándose al nuevo contexto que dará comienzo con la próxima década. De esta manera, sugiere que las marcas de moda deben abandonar «los mensajes esponjosos y melifluos» en sus campañas publicitarias: «el localactivista no quiere viajes, quiere acción», asegura. Por otro lado, también considera que puede ser una buena estrategia que las marcas adquieran un compromiso sincero con la comunidad local y que se involucren de manera decidida en asuntos sociales de su entorno. En este sentido, un reciente estudio asegura que nueve de cada 10 millennials cambiarían de marca si esta se asocia con una causa en la que ellos creen. Al localactivista no le importa tanto los descuentos u ofertas de una marca como los valores que transmita.

Para más información wgsn.com

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , , ,

Categoría: Actualidad, Reportajes

Dejar comentario