La pandemia de la covid-19 en el mundo: el sector del calzado. México

| 14 mayo, 2020 | 1 Comentario


MÉXICO
Nº contagiados: 40.186
Nº fallecidos: 4.220
Nº curados: 26.990

[Datos actualizados a 13 de mayo]

El nuevo coronavirus provocó la primera víctima mortal en México el 18 de marzo. Una semana después el Gobierno mexicano decretó las primeras medidas de contención de la enfermedad (suspensión de ciertas actividades económicas, la restricción de congregaciones masivas y la recomendación de resguardo domiciliario). Ante la progresión de la enfermedad, el 21 de abril se endurecieron las condiciones de confinamiento de la población, suspendiendo cualquier actividad considerada «no esencial» hasta el 30 de mayo.

Desde que se impuso el estado de emergencia sanitaria en México, las fábricas de calzado del país mantienen suspendida su actividad. «La situación de la industria mexicana del calzado y la marroquinería es muy complicada», explican desde la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (Ciceg) y de la Cámara Nacional de la Industria del Calzado (Canaical). «Al permanecer cerrados los canales de distribución (centros comerciales, tiendas departamentales, zapaterías, comercializadoras por catálogo, etc.), el impacto inmediato sobre nuestra industria ha sido la cancelación de pedidos y la suspensión de pagos»; mientras tanto las empresas están obligadas a pagar el sueldo completo de sus empleados, así como sus impuestos, a pesar de mantener paralizada su actividad, se quejan desde las asociaciones mexicanas de calzado. «Mantener costos fijos, cargas sociales, impuestos, nóminas, etc., merma la viabilidad financiera de las empresas, y algunas corren el riesgo incluso de desaparecer», se lamentan.

El sector del calzado en México espera que el próximo 30 de mayo se reanude la actividad, pero muchos son escépticos con respecto a cuándo recuperarán su ritmo habitual de fabricación

Por el momento, el sector del calzado en México espera que el próximo 30 de mayo se reanude la actividad, pero muchos son escépticos con respecto a cuándo recuperarán su ritmo habitual de fabricación. Según un reciente estudio llevado a cabo entre los industriales mexicanos del calzado, casi un 35 por ciento de los encuestados afirma que el momento en el que normalizará su producción es «incierto», mientras que otro 24 por ciento estima que para el próximo mes de junio habrá retomado su ritmo de fabricación anterior a la crisis de la covid-19, el 13 por ciento lo estima para el tercer trimestre y el 22 por ciento para el cuarto trimestre. Sin duda, los hay más pesimistas, como aquellos que conforman el 6 por ciento de los empresarios que opinan que su actividad no se volverá a normalizar nunca. Cabe destacar también en este estudio que ninguna de las compañías encuestadas considera que en la actualidad esté trabajando con normalidad.

Pero una vez que se dé por superada la crisis sanitaria del coronavirus, ¿cómo será la industria mexicana dedicada a la producción de zapatos? «Nuestro objetivo principal de cara al futuro es cuidar y mantener las 220.000 fuentes de empleo, directas e indirectas, de la industria mexicana del calzado y la marroquinería», afirman desde Ciceg y Canaical. Para ello, las asociaciones del sector han lanzado un plan estratégico de transformación para los próximos 10 años. Este plan incluye 12 líneas de actuación encaminadas, por ejemplo, a mejorar el valor añadido del producto y a potenciar la marca, haciendo especial hincapié en la excelente relación calidad/servicio/precio del calzado mexicano. Un ambicioso programa, cuya puesta en marcha se ha tenido que posponer debido al estallido en todo el mundo de la pandemia de la covid-19, pero que sus responsables confían que, cuando la crisis amaine, se pueda implementar con rapidez para que el zapato mexicano vuelva a recuperar su posición preeminente dentro del concurso internacional del calzado.

El coronavirus en la industria del calzado de Alemania

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , ,

Categoría: Reportajes

Comentarios (1)

  1. Creo que esta pandemia vino a ser un »wake up call» para algunas empresas del sector. Si bien las ventas físicas cayeron por el tema del Coronavirus, las ventas digitales aumentaron de forma considerable. Es hora de adaptarse y ver hacia adelante 🙂

Dejar comentario