La amenaza de los EE. UU. de imponer un arancel del 25% al calzado amenaza la supervivencia del sector

| 5 abril, 2021 | Comentario

La guerra comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea se recrudece. El 11 de marzo la Unión Europea suspendió durante cuatro meses los derechos adicionales a las importaciones de determinados productos de los Estados Unidos. Este movimiento ha desencadenado una respuesta por parte del gigante norteamericano que amenaza con gravar con un arancel adicional del 25 por ciento las exportaciones comunitarias de algunos productos, entre ellos, el calzado, la marroquinería, la sombrerería o la cristalería. En el caso del calzado, de seguir adelante esta amenaza, los sobrecargos a las exportaciones europeas con destino a los Estados Unidos alcanzarían unos porcentajes entre el 35 y el 37,5 por ciento al sumarse a los ya existentes del 10 y 12,5 por ciento.

Este impuesto excepcional haría «inasumible» la compra de calzado europeo por parte de los clientes estadounidenses. «Esta grave situación conlleva que los pedidos que estuviesen comprometidos hasta la fecha queden cancelados temporalmente, o bien, definitivamente en el caso de que los aranceles se impongan, dejando de hacer viables las operaciones comerciales y deteriorando las relaciones empresariales de nuestro tejido industrial con las empresas norteamericanas», advierte Manuel Román, presidente de la Asociación Española de Empresas de Empresas de Componentes para el Calzado (AEC). «Supone una catástrofe para todos nosotros como empresarios», se lamenta Román.

«La preocupación por parte de los fabricantes españoles es máxima, dado que si los Estados Unidos finalmente imponen dichos aranceles a la importación, los pedidos quedarían cancelados»

«La preocupación por parte de los fabricantes españoles es máxima, dado que si los Estados Unidos finalmente imponen dichos aranceles a la importación, los pedidos quedarían cancelados en firme y la temporada de verano y la de invierno se perderían. Las empresas españolas se verían abocadas casi al cierre. Por lo que algunas empresas ya se estén planteando iniciar planes de restructuración ante las consecuencias que pueda generar el castigo impuesto por los EE. UU. a la Unión Europea», explica el presidente de AEC.

Reunión
El pasado 30 de marzo representantes de AEC, de la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE) y de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal) se reunieron con la eurodiputada Inmaculada Rodríguez-Piñero para manifestarle su preocupación al respecto. Rodríguez-Piñero, que es vocal de la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo, expresó su compromiso para mediar ante la Comisión Europea en la gestión de la supresión de las trabas arancelarias con terceros países, especialmente con Estados Unidos y la India y negociar los tratados que pudieran contemplar ventajas para el calzado con otros países como Japón o Australia.

Exportaciones de calzado
Los Estados Unidos es el quinto mayor importador de calzado español. Solo el pasado año, EE. UU. adquirió 3,6 millones de pares nacionales por un valor de casi 151,6 millones de euros. Fuera de la Unión Europea, es el principal cliente de las marcas españolas de calzado.

Share

Tags: , , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario