La rentabilidad de las empresas españolas de calzado se reduce un 8 por ciento

| 30 septiembre, 2019 | Comentario

La rentabilidad del capital invertido de las 50 empresas más importantes de sector del calzado se situó por debajo del 8 por ciento, durante los años 2016-2017. Esta es una de las principales conclusiones del primer informe El sector del calzado en España a través de las 50+1 empresas más representativas, elaborado por Omega Financial Partners y presentado en la pasada edición de ShoesRoom. El estudio evalúa la salud financiera de las 50 empresas más representativas del sector en España, que aportan el 25 por ciento del volumen de negocio. A ellas se une Tempe (Grupo Inditex) que supone por sí sola más del 19 por ciento del volumen global del sector. De ahí que el título del informe sea 50+1. Entre este medio centenar de empresas vinculadas con el calzado, encontramos tanto marcas (Fluchos, Pitillos, Xti, Gioseppo, Camper, etc.) como compañías de la industria auxiliar (Analco, Grupo Morón, etc.) y grandes grupos distribuidores de zapatos (Rumbo, Krack, Merkal, etc.).

Según el informe, el sector del calzado se caracteriza por estar muy atomizado. Está compuesto por algo más de 3.500 empresas que dan empleo a cerca de 45.000 personas.

Según el informe, el sector del calzado se caracteriza por estar muy atomizado. Está compuesto por algo más de 3.500 empresas que dan empleo a cerca de 45.000 personas. Con una facturación que ronda los 6.500 millones de euros anuales, destina el 40 por ciento de sus ventas al mercado exterior e importa por un valor cercano a los 3.000 millones de euros.

El estudio destaca que la del calzado es una industria muy expuesta al mercado exterior tanto en sus modelos de compra como de producción y de distribución. Ante el actual panorama internacional, de incertidumbre y riesgo, la salud financiera de las empresas del sector del calzado español se muestra vulnerable para hacer frente a la guerra comercial entre China y EE. UU., el brexit o los cambios bruscos de divisas. También aprecia una gran atomización del sector y un escaso tamaño de la mayoría de las empresas, lo que provoca una baja rentabilidad operativa que limita la capacidad de afrontar las inversiones necesarias en tecnología y logística que reclaman los modelos de negocio actuales. Otro punto débil del sector nacional del calzado detectado por Omega Financial Partners es la inflexibilidad de la estructura operativa de las empresas, algo que condiciona la capacidad de generar márgenes suficientes para afrontar las turbulencias y cambios del mercado actual. Por último, el informe alerta de que la deficiente estructura de capital de las compañías analizadas compromete la rentabilidad de los accionistas y la posibilidad de estos de absorber y gestionar adecuadamente situaciones adversas.

Por todo ello, los responsables del estudio recomiendan a las empresas del sector llevar a cabo una serie de estrategias orientadas a la concentración del sector y la búsqueda de la ganancia de escala que les permita afrontar los retos de la transformación de la distribución y la digitalización y acometer las necesarias inversiones en tecnología y logística, así como ajustar el modelo de negocio eliminando la inflexibilidad del actual y dotándolo de una apalancamiento operativo real.

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario