«El sector del calzado actualmente no es ecosostenible»

| 6 julio, 2020 | Comentario

El consumidor demanda cada vez más que sus zapatos sean respetuosos con el medioambiente y que sus procesos productivos sean sostenibles. Para ayudar al sector del calzado a encontrar alternativas respetuosas con el entorno natural a la hora de diseñar zapatos, la consultora y profesora de moda Inma Peñate acaba de editar el libro «Calzado sostenible: Guía práctica para profesionales que quieren cambiar el mundo de la moda». De todo ello hablamos con Inma Peñate, sobre cómo hacer más sostenible la fabricación de zapatos y de qué manera reducir los impactos contaminantes del calzado.

Revista del Calzado: ¿Qué características debe tener un zapato para poder ser considerado «sostenible»?
Inma Peñate: Debe haber sido fabricado con unas condiciones dignas de trabajo, empleando materiales y procesos que minimicen al máximo tanto su impacto medioambiental como en las personas. Para ello, es necesario hacer un estudio de todo el ciclo de vida del zapato para tomar conciencia de todos los agentes implicados en la industria y reducir al máximo la huella medioambiental.

Revista del Calzado: ¿Por qué es tan contaminante la producción de calzado?
Inma Peñate: Porque en los procesos de producción de las materias primas se emplean muchos químicos que terminan en las aguas y en muchas de las ocasiones no se depuran como es el caso de la curtición de las pieles, las cuales son producidas en su mayor parte en países en donde la legislación es muy laxa y no se controla este tipo de vertidos. También para el tinte de los tejidos y las pieles se emplean grandes cantidades de agua que vuelven a los ríos sin filtrar, y este agua contaminada llega a las tierras y cultivos de alimentos y al final se introducen en la cadena alimentaria.

«La producción de un zapato sostenible no tiene porque suponer un incremento del precio si ya produces de manera responsable a nivel social.»

Revista del Calzado: ¿Es caro producir un zapato sostenible? ¿Hasta qué punto está dispuesto el consumidor a pagar más por un par de zapatos sostenibles?
Inma Peñate: Es difícil determinar si es caro o no. Hay que plantearse para quién es caro. Hay una película que recoge muy bien este tema aunque está más enfocado hacia la industria de la ropa, se llama The price of free del premio Nobel Kailash Satyarthi. Hoy día no hay nada gratis o barato, si es así es a costa de la vida de otras personas o de la contaminación y destrucción del medioambiente.

La producción de un zapato sostenible no tiene porque suponer un incremento del precio si ya produces de manera responsable a nivel social. Afortunadamente los proveedores de tejidos y suelas están trabajando por ajustar los precios para que sea igual o incluso más barato comprar un material sostenible que otro que no lo sea. Es, por ejemplo, el caso de la empresa Inyectados Mega, con la línea que ha lanzado al mercado de suelas sostenibles, Bioecotech, con la que ofrece gran variedad de soluciones de suelas mucho más sostenibles que las actuales y con una diferencia de precio muy pequeña.

En cuanto al consumidor, ya hay estudios que dicen que los consumidores de la Generación Z están cada vez más concienciados y están dispuestos a pagar un precio más alto a empresas responsables.

Revista del Calzado: ¿Por qué la fase de diseño es tan importante para confeccionar un zapato sostenible?
Inma Peñate: Porque como dice John Thackara, el 80 por ciento del impacto medioambiental de una prenda se podría reducir con un buen diseño. Por ello, es fundamental, en la etapa de diseño, conocer los principios que rigen la sostenibilidad y las técnicas de ecodiseño que existen para aplicarlas y reducir al máximo el impacto tanto medioambiental del zapato desde el origen de las materias primas hasta el final de la vida útil del mismo.

Revista del Calzado: ¿Cómo se puede «ecodiseñar» un zapato?
Inma Peñate: En primer lugar es necesario conocer todas las técnicas de ecodiseño existentes y los materiales disponibles para poder seleccionar aquellos que mejor se adaptan a tu marca para que todo el discurso tenga sentido. Una vez que tienes todas las variables debes elegir aquella o aquellas que quieras implementar y aplicarlas al diseño de tu colección. Por ejemplo, una de las muchas técnicas de ecodiseño que recojo en mi libro Calzado sostenible es la de diseñar para reciclar. Se trata de concebir tu zapato pensando en cómo después de la vida útil del mismo vas a reciclarlo tú o tus consumidores y en función de ello elegir los materiales y el ensamblado que es fundamental para después separar los componentes.

«Los materiales más respetuosos son los que ya existen, por tanto, es fundamental utilizar tejidos y suelas con materiales reciclados.»

Revista del Calzado: ¿Cuáles son los materiales más respetuosos con el medioambiente a la hora de fabricar un zapato?
Inma Peñate: Los materiales más respetuosos son los que ya existen, por tanto, es fundamental utilizar tejidos y suelas con materiales reciclados. En el caso de querer usar pieles, hay que recurrir a pieles que han pasado controles como los que realiza Leather Working Group, que audita las curtidurías para un procesado sostenible de las pieles, o recurrir a las bio-pieles, que son tejidos que tienen la apariencia de la piel pero que están hechos en su mayoría de residuos de la industria de la alimentación.

Revista del Calzado: El cuero ha sido tradicionalmente el principal material de confección de nuestros zapatos. ¿Es el cuero un material respetuoso con el medioambiente?
Inma Peñate: La piel es uno de los componentes más contaminantes y que a más personas tiene en condiciones de trabajo no seguras. Su tratamiento con cromo III, que es el más extendido hoy día, se suele realizar en unas condiciones no aptas para su manipulación y, por tanto, es muy fácil que degenere a cromo VI con unas consecuencias fatales para las personas y para las aguas a las que después llegan.

Revista del Calzado: ¿Qué es el ecopackaging?
Inma Peñate: El ecopackaging es un embalaje que utiliza menos materiales y más responsables con el medioambiente. Es decir, hay que reducir en la medida de lo posible la cantidad de packaging que usamos y en el caso de incluirlo, diseñarlo con materiales reciclados y pensar cómo después se puede reutilizar o volver a reciclar el mismo.

«No podemos seguir a este ritmo ni estilo de producción por los límites planetarios, y, por último, por las exigencias de los consumidores.»

Revista del Calzado: ¿Es actualmente ecosostenible el sector español del calzado?
Inma Peñate: En el sector del calzado hay mucho por hacer. Actualmente no es ecosostenible ya que, como dice José Luis Mariñelarena, coordinador de la campaña Cambia tus zapatos, «alrededor de 24.000 millones de pares de zapatos al año son producidos a nivel global y la mayor parte de la producción incluye procesos intensivos en mano de obra y son peligrosos para la salud y la seguridad».

Revista del Calzado: ¿Qué ejemplos de éxito conoce de marcas de calzado ecosostenibles conoce en nuestro país?
Inma Peñate: Hay muchos ejemplos de marcas que crean calzado sostenible, entre ellos se encontrarían El Naturalista, Ecoalf, Doly, Sense Mesura, Flamingo’s Life, Indianes, Slowwalk, Slowers, Natural World, etc.

Revista del Calzado: ¿El futuro del sector del calzado pasa inevitablemente por adaptar sus procesos y materiales a una fabricación ecosostenible?
Inma Peñate: Sí, por supuesto, por muchas razones. Por un lado, porque se está empezando a lesgislar sobre el tema y va a ser por tanto una obligación; por otro, porque no podemos seguir a este ritmo ni estilo de producción por los límites planetarios, y, por último, por las exigencias de los consumidores.

Revista del Calzado: ¿Cree que la actual crisis sanitaria del coronavirus puede retrasar la adaptación del sector hacia una completa sostenibilidad de su producción?
Inma Peñate: Al contrario, en época de crisis, existe una oportunidad muy buena para revisar los cimientos de tu empresa y adaptarla a las nuevas necesidades y exigencias del mercado.

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , ,

Categoría: Entrevistas

Dejar comentario