«Haremos todo lo que esté en nuestra mano para que la imposición de aranceles no se materialice»

| 7 mayo, 2021 | Comentario

Más allá de las dificultades provocadas por la emergencia sanitaria de la covid-19, el sector nacional del calzado tiene en el anuncio de EE. UU. de subir sus aranceles al calzado español una de sus mayores amenazas. De activarse en las fronteras estadounidenses los nuevos gravámenes propuestos para el calzado español, nuestra industria zapatera se enfrentaría a una grave crisis que, según estimaciones de la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE), podría suponer la pérdida de más de 1.500 puestos de trabajo directos y 5.600 indirectos.

Ante esta posibilidad, que amenaza la supervivencia de gran parte de las empresas españolas de calzado, hemos contactado con la Secretaría de Estado de Comercio para conocer de primera mano cómo se está negociando por parte del Gobierno español este conflicto comercial con la Administración americana. Hablamos con ellos sobre las repercusiones que tendrían los nuevos aranceles, qué los motivan y cuál es el margen de maniobra de España para lograr que no se implementen.

Revista del Calzado: ¿Cree que Estados Unidos hará efectiva su amenaza de aumentar los aranceles a algunos productos españoles como el calzado? ¿Cuándo se estima que podrían implementarse los nuevos aranceles?

Secretaría de Estado de Comercio: Actualmente la Administración estadounidense tiene activas seis investigaciones en el marco de la Sección 301 de la Trade Act sobre los impuestos a los servicios digitales establecidos por seis países (Austria, India, Italia, España, Turquía y el Reino Unido). Para completar las seis investigaciones activas, la legislación americana marca el plazo legal de un año, aunque esto no significa que, en el caso que finalmente decidieran adoptar medidas de aumento arancelario, fuera de forma inmediata.

No obstante, el cambio de posición de la nueva administración estadounidense en las negociaciones de la OCDE, con la intención de alcanzar antes del verano una solución consensuada sobre la imposición fiscal mínima para las multinacionales, nos hace ser optimistas para alcanzar una solución global.

Es previsible que mientras se desarrollen las negociaciones en la OCDE para un acuerdo global sobre tributación internacional de los servicios digitales, EE. UU. suspenda la aplicación de cualquier arancel adicional. Coincidimos con EE. UU. en que la economía digital no se puede abordar de forma aislada. Un impuesto mínimo global sería fundamental para reducir la competencia fiscal a nivel mundial y desempeñaría un papel vital en la creación de una arquitectura fiscal global que grave de forma justa las ganancias relacionadas con la propiedad intelectual (IP) y la digital.

«El impacto previsible tras una posible imposición de los aranceles por parte de EE. UU. sería una pérdida de cuota en el mercado estadounidense, así como una caída en la exportación española de las partidas afectadas»

Revista del Calzado: De cumplirse la amenaza, ¿qué consecuencias podría tener sobre la industria española del calzado?

Secretaría de Estado de Comercio: Para el sector del calzado español, EE. UU. se posicionó como el cuarto destino en 2020, siendo el primer mercado extracomunitario, por detrás de Francia, Italia y Alemania. En 2020, las importaciones de estos productos por parte de EE. UU. procedentes de España alcanzaron los 126 millones de dólares.

Si finalmente EE. UU. adoptara la propuesta de aumentar los aranceles, implicaría unos aranceles adicionales de hasta el 25 por ciento en una lista de productos distinta para cada uno de los seis países. La lista de productos españoles publicada incluye 36 líneas arancelarias en artículos de cristal, bolsos, calzado, cinturones, gambas, pulpos y sombreros y gorros.

El impacto previsible tras una posible imposición de los aranceles por parte de EE. UU. sería una pérdida de cuota en el mercado estadounidense, así como una caída en la exportación española de las partidas afectadas.

Revista del Calzado: ¿Por qué los Estados Unidos se plantean ahora estos nuevos gravámenes? ¿Es únicamente una represalia por la implantación del impuesto sobre los servicios digitales? ¿O hay otros motivos?

Secretaría de Estado de Comercio: EE. UU. argumenta que se están adoptando medidas que singularizan a las empresas estadounidenses y se están diseñando impuestos en determinadas jurisdicciones fiscales que excluyen a las empresas nacionales que se dedican a líneas de negocio similares.

Sin embargo, el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales español se trata de un impuesto indirecto, que no es retroactivo ni extraterritorial, y que no discrimina por nacionalidad del prestador de servicios. El objetivo del impuesto es garantizar un trato fiscal similar a actividades prestadas por canales diferentes (tradicional y digital).

«Se están manteniendo contactos sobre esta cuestión al más alto nivel. El mensaje que nos transmiten desde la Administración americana es que ellos han de continuar con los procedimientos de la investigación según marca la ley estadounidense»

Revista del Calzado: ¿Qué acciones se están tomando desde la Secretaría de Estado de Comercio para evitar la imposición de nuevos aranceles? ¿Qué puede hacer el Gobierno de España para atenuar el daño que podrían suponer una medida como la que se plantea tomar los Estados Unidos?

Secretaría de Estado de Comercio: Desde la Secretaría de Estado de Comercio somos plenamente conscientes del impacto que la investigación unilateral abierta por la Administración estadounidense sobre el impuesto digital español ocasiona sobre los sectores afectados, entre ellos el sector del calzado. Por nuestra parte, haremos todo lo que esté en nuestra mano para que la imposición de aranceles no se materialice y en ese sentido se desarrollan los contactos que mantenemos habitualmente con la Administración americana.

Revista del Calzado: ¿Han mantenido contactos con sus homólogos estadounidenses? ¿Cuál es la sensación que les trasmiten?

Secretaría de Estado de Comercio: Se están manteniendo contactos sobre esta cuestión al más alto nivel. El mensaje que nos transmiten desde la Administración americana es que ellos han de continuar con los procedimientos de la investigación según marca la ley estadounidense, pero el foco está puesto en las negociaciones en la OCDE, de las que esperan resultados en los próximos meses.

Revista del Calzado: La reciente reforma fiscal propuesta por el presidente Biden para evitar la evasión de impuestos por parte de las grandes empresas ¿no da la razón a los países europeos que quieren aplicar un impuesto sobre los servicios digitales?

Secretaría de Estado de Comercio: La reforma fiscal propuesta por el presidente Biden es de amplio calado y con un claro objetivo que es lograr financiación para la puesta en marcha de sus planes de recuperación económica. Entre las medidas que contempla se incluye un impuesto mínimo global para dar respuesta a los problemas de la tributación internacional y que de alguna forma iría vinculado al resultado de los trabajos que se están llevando a cabo en la OCDE. No obstante, su dimensión sería más horizontal, en tanto en cuanto dicha tasa iría dirigida a cualquier tipo de empresa, independiente de que esté o no vinculada a la economía digital, e iría focalizada en aquellas con un elevado nivel de ingresos y con márgenes de beneficios razonables.

«Estamos trabajando arduamente en el seno de la OCDE con el fin de alcanzar pronto un resultado positivo. Aquí es donde se deben encontrar soluciones, más que a través de la amenaza o la imposición de medidas unilaterales»

Revista del Calzado: ¿Se plantea el Gobierno español suspender o aplazar la puesta en marcha de la Tasa Google en espera de que los Estados Unidos reconsidere su postura impositiva?

Secretaría de Estado de Comercio: El Gobierno español considera que es necesario resolver urgentemente los problemas que plantea la digitalización de la economía para garantizar un trato fiscal similar a actividades prestadas por canales diferentes (tradicional y digital). En este sentido, España es partidaria de alcanzar cuanto antes una solución global, de ahí que estemos firmemente comprometidos con los trabajos que se están impulsando desde la OCDE.

Ha sido precisamente la imposibilidad, hasta la fecha, de lograr una solución global y la necesidad de dar un tratamiento equitativo en materia fiscal entre todas las empresas, independientemente del entorno donde operan, lo que ha llevado al gobierno español a establecer temporalmente un impuesto a determinados servicios digitales en línea. El Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales de España es proporcionado, no va dirigido en modo alguno a las empresas estadounidenses y, en última instancia, es de naturaleza temporal a la espera de que se alcance una solución en el marco de la OCDE.

Estamos trabajando arduamente en el seno de la OCDE con el fin de alcanzar pronto un resultado positivo. Aquí es donde se deben encontrar soluciones, más que a través de la amenaza o la imposición de medidas unilaterales.

Revista del Calzado: Por otro lado, aunque tal vez no sea competencia directa de su Secretaría, ¿sabe si finalmente el sector del calzado entrará dentro de los posibles beneficiarios de las ayudas directas para la solvencia empresarial?

Secretaría de Estado de Comercio: El gobierno ha aprobado el pasado 20 de abril el RDL 6/2021 que permite a las Comunidades Autónomas dar ayudas a más sectores adicionalmente a los CNAE que aparecían en el anexo I del RDL5, por lo que ahora queda en manos de las Comunidades Autónomas que nuevos sectores sean incluidos como beneficiarios de dichas ayudas al darles más flexibilidad.

«El programa Global Through Innovation deICEX y FICE está funcionando muy bien y ha tenido un gran éxito entre el sector»

Revista del Calzado: Por último, nos gustaría saber cómo está funcionando la iniciativa Global Through Innovation para el calzado: ¿Cuál es su principal objetivo? ¿Cómo ha sido acogida por las empresas del calzado?

Secretaría de Estado de Comercio: El programa Global Through Innovation deICEX y FICE está funcionando muy bien y ha tenido un gran éxito entre el sector. Gracias a la buena acogida de este programa, se acaba de lanzar la segunda convocatoria que ha alcanzado el número de 12 empresas, el número máximo de empresas participantes que contempla el programa.

El principal objetivo del programa es mejorar la competitividad de las empresas españolas a través de la innovación haciendo especial hincapié en el eje de la transformación digital. Es un programa focalizado en la industria del calzado, con una finalidad muy clara: que al final del programa, las soluciones innovadoras detectadas se hayan implantado en las empresas y sean una realidad.

Es un programa hecho a medida de las necesidades de cada empresa que consta de tres fases: una fase inicial de diagnóstico, otra segunda en la que se elabora un plan de innovación personalizado para cada empresa y finalmente la fase de implantación de esas soluciones donde se otorgan más recursos.

Dentro del programa existe una amplia variedad de empresas pertenecientes a distintas gamas de calzado: desde infantil, ortopédico, de señora, deportivo, de vestir, específico para ciclismo etc.

Las empresas que están ejecutando el programa son: Panama Jack, Edser, Calzados Elí, Calzados Kido, Calzados Ria, Pons Quintana, Antoni Pons, Calzados SW, Calzados Victoria, Acebos Luck Cycling y Naguisa. Cinco de estas empresas han terminado con las fases 1 y 2 y van a empezar con la implementación de las soluciones. El resto está comenzando con la fase de diagnóstico. El programa está sirviendo para que las empresas conozcan en profundidad su nivel de digitalización, detecten sus carencias, se propongan las medidas a adoptar y se implanten soluciones concretas y precisas para mejorar su competitividad a nivel internacional.

Share

Tags: , ,

Categoría: Entrevistas

Dejar comentario