La facturación del sector italiano del calzado se redujo más de un 25% en 2020

| 10 marzo, 2021 | Comentario

La pandemia de la covid-19 ha afectado duramente a la industria italiana del calzado, con reducciones de dos dígitos en la mayoría de sus indicadores empresariales. Según los últimos datos que maneja la patronal del calzado en Italia, Assocalzaturifici, la facturación del sector en 2020 alcanzó la cifra de 10.720 millones de euros (un 25,2 por ciento menos que en 2019) y la producción italiana cayó hasta los 130,5 millones de pares (un 27,1 por ciento menos). También hubo una disminución significativa de las exportaciones, tanto en valor (-14,7 por ciento) como en volumen (-17,4 por ciento).

«El año 2020 tuvo graves consecuencias económicas para nuestro sector», explica el presidente de Assocalzaturifici, Siro Badon. «Los datos son claros. Además de perder alrededor de un cuarto de la producción y el volumen de negocios nacionales, también tenemos que informar de una fuerte reducción del consumo de los hogares italianos, tanto en valor (-23,1 por ciento) como en volúmenes (-17,4 por ciento). Esta fue una caída importante, a pesar de un aumento de dos dígitos en las ventas online, que no fue suficiente para compensar el colapso de las ventas vinculadas al turismo en Italia, especialmente en los segmentos de lujo».

Se espera que el superávit de la balanza comercial del calzado italiano caiga a 4.200 millones de euros (una reducción del 14 por ciento en comparación con 2019).

El informe de Assocalzaturifici analiza en detalle las exportaciones, revelando que de los 10 principales mercados internacionales para el calzado italiano, en términos de valor, tan solo se creció en Corea del Sur (+14,3 por ciento en los primeros 11 meses de 2020), aunque bajó un 5,2 por ciento en términos de cantidad. Las pérdidas fueron pequeñas en Suiza (-7,6 por ciento) y China (-4,4 por ciento), con una clara tendencia a la recuperación. Más pronunciadas fueron las caídas en la Unión Europea de los 27 (-13 por ciento) o en Norteamérica (-30 por ciento). Se espera que el superávit de la balanza comercial del calzado italiano caiga a 4.200 millones de euros (una reducción del 14 por ciento en comparación con 2019).

«Se espera que la tendencia siga siendo negativa en el primer trimestre de 2021», anticipa Badon. «Después de comenzar con una temporada de ventas muy deslucida; según nuestras encuestas, los empresarios del sector esperan una reducción media adicional en su facturación del 15,1 por ciento este año. La recuperación está claramente postergada hasta el segundo semestre de 2021, asumiendo que el plan de vacunación sea satisfactorio y completo, aunque todavía estamos lejos de volver a los niveles precovid », señala el presidente de Assocalzaturifici.

En términos de consumo, según los datos manejados por la patronal zapatera, se compraron 26 millones de pares de zapatos menos en Italia en 2020 en comparación con el año anterior.

En términos de consumo interno, según los datos manejados por la patronal zapatera, se compraron 26 millones de pares de zapatos menos en Italia en 2020 en comparación con el año anterior. El precio medio por par cayó un 6,8 por ciento, debido en parte al aumento del uso de zapatillas y calzado informal con menor valor. Los segmentos de calzado más afectados fueron los zapatos clásicos para hombres y mujeres (que registraron reducciones de en torno al 30 por ciento en términos de cantidad), mientras que para el calzado infantil y el calzado deportivo/zapatillas la caída fue de alrededor del 15 por ciento. La reducción fue menos severa en el segmento de zapatillas y calzado de estar por casa, que descendió un 6,1 por ciento en términos de cantidad y un 5,3 por ciento en valor.

En cuanto a los canales de venta, se produjo un fuerte incremento de las ventas online (un 30 por ciento más en cantidad y un 17 por ciento más en valor).

En cuanto a los canales de venta, se produjo un fuerte incremento de las ventas online (un 30 por ciento más en cantidad y un 17 por ciento más en valor). Las ventas online supusieron un 21,4 por ciento del total, frente al 14,1 por ciento que representaba en 2019. Hace solo siete años, en 2013, las compras electrónicas representaban el 3,6 por ciento de las ventas de calzado de las familias italianas. Por otro lado, todos los demás canales de venta cerraron 2020 con pérdidas importantes: -28 por ciento en pares comprados a minoristas tradicionales (con una reducción del gasto del 42 por ciento); -44,4 por ciento en los comercios ambulantes, y reducciones de entre el 20 y 25 por ciento para cadenas de retail, grandes superficies y grandes superficies especializadas.

Share

Tags: , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario