GalleryShoes

Aumentan las exportaciones (y la incertidumbre) del calzado italiano

| 25 noviembre, 2019 | Comentario

El sector italiano basa su fortaleza en su presencia en los mercados internacionales. Por eso son tan importantes los datos de exportación del primer semestre del presente año, los cuales indican un aumento del valor de las ventas de calzado italiano en el exterior del 7,1 por ciento, con respecto al mismo período de 2018. De esta manera, el precio medio del par vendido en el extranjero por Italia se situó en los primeros seis meses del año en 47,55 euros, un 8,2 por ciento más.

La producción de calzado en Italia cayó entre enero y junio un 2,3 por ciento en términos de volumen

Sin embargo, los buenos resultados de las exportaciones, espoleados por el excelente comportamiento de las grandes marcas de lujo y por la proliferación de compañías subcontratistas, ocultan las dificultades que está atravesando una buena parte de las empresas italianas de calzado. La producción de calzado en Italia cayó entre enero y junio un 2,3 por ciento en términos de volumen. Entre las empresas pequeñas (menos de 15 millones de facturación) el descenso de la producción fue aún mayor, en torno al 4,5 por ciento. En este período no solo cayó la producción, sino que también lo hicieron tanto el número de fábricas activas (119 empresas menos, lo que supone una caída del 2,6 por ciento) como el empleo (492 trabajadores menos, es decir, un 0,7 por ciento menos).

Además, al contrario del buen comportamiento de las exportaciones, el consumo interno de calzado en Italia sigue mostrando graves señales de debilidad. En el primer semestre de 2019 los hogares italianos compraron un 3,7 por ciento menos de zapatos locales, con respecto al mismo período del pasado año. En este sentido, la caída del consumo interno ya se prolonga durante más de una década en el país transalpino. En relación con los canales de venta, el comercio electrónico continuó creciendo. Durante estos meses alrededor del 11 por ciento del total de las ventas de calzado se realizó vía internet, con un crecimiento del +17,3 por ciento en valor con respecto al mismo período del pasado año. En contraposición, el comercio minorista tradicional cayó en torno al 16 por ciento y el mercado callejero disminuyó cerca de un 14 por ciento.

Aparte del decaimiento de la producción y el consumo doméstico, otras señales alertan a la industria del calzado italiano. En primer lugar, el auge del proteccionismo comercial y, por otro lado, la desaceleración de algunos mercados como el chino o el alemán y las dificultades para reanimar las ventas en mercados fundamentales para Italia como es el ruso (las ventas italianas de calzado con destino a este país cayeron un 15 por ciento durante los seis primeros meses del presente año). Dificultades de cara al futuro a las que hay que añadir la incertidumbre que provoca el brexit. «Para superar este momento difícil, es necesario invertir en nosotros mismos y en nuestras habilidades», advierte Siro Badon, presidente de Assocalzaturifici. «Es fundamental formar a nuevos profesionales capaces de innovar dentro de las empresas de calzado made in Italy y conectar con lo mejor de nuestra tradición», aconseja.

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario