La industria italiana del calzado hace balance del 2019: un año con altibajos

| 30 diciembre, 2019 | Comentario

«Ha sido un año con altibajos». Así resume el año Assocalzaturifici. Con los datos de los nueve primeros meses de 2019, la patronal italiana del calzado hace balance de cómo ha transcurrido el año que está a punto de acabar. Por un lado, se detectó una caída de la producción de zapatos en Italia del 2,9 por ciento y el consumo doméstico descendió un 3,3 por ciento en términos de cantidad. El caso contrario se dio en las exportaciones italianas, las cuales aumentaron un 6,7 por ciento en valor, gracias al buen comportamiento en los mercados exteriores de las marcas de lujo.

El 2019 estuvo dominado por una ampliación de la brecha que separa a las grandes marcas de las pequeñas. Según constata la asociación italiana, más de la mitad de las empresas consultadas reconoció que su nivel de producción durante 2019 fue más baja que en ejercicios anteriores (en torno a un 2,9 por ciento menos), aunque en las marcas con menor tamaño esta caída fue mucho más marcada que en las de mayor volumen. El número total de empresas fabricantes de calzado durante los primeros nueve meses de 2019 fue de 4.357 (148 menos que en el año anterior, una caída de -3.3 por ciento), mientras que el número de empleados se mantuvo prácticamente sin cambios en 75.474 (-0,3 por ciento, 206 trabajadores menos).

Las conclusiones de la encuesta realizada por Assocalzaturifici entre los fabricantes italianos de calzado no son positivas.

«El éxito internacional de los zapatos italianos se ha redimensionado por la reducción de los volúmenes, lo que se traduce en una caída en la producción y en el empleo», explica el presidente de Assocalzaturifici, Siro Badon. «La industria del calzado requiere un nuevo empuje de la juventud y de la innovación. La industria r invertir en la formación de sus trabajadores, porque nuestras empresas están atravesando un momento difícil, caracterizado por una rotación generacional y, especialmente, para la utilización de las nuevas plataformas comerciales», recalca Badon.

Las conclusiones de la encuesta realizada por Assocalzaturifici entre los fabricantes italianos de calzado no son positivas. La mayoría de los entrevistados sobre sus expectativas de cara al próximo año no prevé ningún crecimiento y prácticamente todos productores preguntados desconfían de que las medidas que se puedan adoptar en 2020 vayan a traer algún beneficios económico a las empresas.

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario