La industria italiana de calzado pierde un tercio de su facturación entre enero y septiembre

| 31 diciembre, 2020 | Comentario

Aunque los resultados durante el tercer trimestre indican una ligera mejoría, el sector italiano del calzado aún está lejos de recuperar su actividad normalizada previa a la aparición de la covid-19. Según datos facilitados por la patronal Assocalzaturifici, entre enero y septiembre de 2020 el valor del consumo interno de zapatos en Italia se redujo un 23 por ciento, el valor de las exportaciones cayó un 17,2 por ciento, la producción industrial se vio disminuida en torno al 29,4 por ciento y su facturación se desplomó un 33,1 por ciento. Estos porcentajes en rojo provocaron en los primeros tres trimestres del año el cierre de 101 empresas de calzado con el consiguiente despido de alrededor de 2.600 trabajadores. Si incluimos la industria auxiliar, estos números ascienden a 231 empresas menos y a 3.453 desempleados más.

«La reintroducción de medidas restrictivas, las compras navideñas comprometidas y la demanda nuevamente aplazada tendrán graves repercusiones en la resiliencia del sector», augura con pesimismo Siro Badon, presidente de Assocalzaturifici.

Ante unos datos tan negativos, el sector italiano comienza a ofrecer unos primeros tímidos signos que invitan al optimismo, ya que tanto  las ventas al exterior como el consumo doméstico ofrecieron en septiembre valores muy similares a los registrados en el mismo mes de 2019.

Por segmentos de producto, el denominado «calzado clásico» de mujer y hombre es el que más sufrió la crisis del coronavirus, con un descenso en sus ventas entre enero y septiembre de 2020 de en torno al 30 por ciento. De igual manera, el mercado de las sneakers cayó un 20 por ciento y el infantil, un 15 por ciento. Menos pronunciadas fueron las bajadas de las ventas de las zapatillas de estar por casa (-7,4 por ciento) y de relax (-6,8 por ciento), segmentos seguramente beneficiados por la difícil coyuntura provocada por los confinamientos.

Exportaciones
En los primeros nueve meses de 2020, la industria italiana de calzado exportó 127,1 millones de pares por un valor de alrededor de 6.400 millones de euros. En comparación con el mismo período del pasado año, las ventas al extranjero cayeron un 20,1 por ciento en volumen y un 17,2 por ciento en valor. No obstante, si en marzo y abril (meses caracterizados por los estrictos confinamientos) el volumen de las exportaciones se desplomó un 52 por ciento y en mayo y junio cayó un 26,5 por ciento, en el último trimestre de julio-septiembre este descenso fue de tan solo un 6,5 por ciento (el volumen de las exportaciones en septiembre de 2020, con respecto al del año anterior, aumentó un 0,3 por ciento).

La caída de las ventas al exterior del calzado italiano fue incluso más pronunciada en los destinos de fuera de la Unión Europea (-26 por ciento en cantidad y -19,3 por ciento en valor) que entre los países comunitarios (-16,5 por ciento en volumen y -14,5 por ciento en valor).

Share

Tags: , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario