Inescop investiga cómo reducir las caídas en entorno laborales

| 12 abril, 2017 | Comentario

Informe realizado por Inescop

Las caídas por resbalamiento son la segunda causa de las lesiones laborales en todos los sectores de trabajo, tanto a nivel nacional y europeo como internacional. Estas estadísticas se mantienen bastante constantes, reflejándose en porcentajes del 20 por ciento del total de accidentabilidad registrada. Algunos sectores, como el sanitario y el alimentario, acumulan el 65 por ciento del total de accidentes por esta causa, siendo el sector industrial tan solo el 15 por ciento.

La caída de personas es actualmente un problema no resuelto, tanto en ambientes cotidianos como en los entornos laborales; y, aunque en su mayoría las consecuencias de estos accidentes son leves en cuanto a gravedad, no lo son tanto en cuanto a bajas laborales, atenciones sanitarias asociadas y reincidencias en los eventos. Por tanto, dada las importantes implicaciones tanto personales como económicas que originan estos sucesos, Inescop está trabajando para ofrecer soluciones optimizadas para entornos laborales concretos.

Teniendo en cuenta que se define resbalar como «desplazarse involuntariamente sobre una superficie lisa o viscosa sin dejar de rozarla, normalmente con alteración del equilibrio» se han de contemplar los tres elementos fundamentales que intervienen en el problema de las caídas: la propia superficie del pavimento y los elementos que entran en contacto con esta; el calzado, y lo que llamamos «el contaminante», que es el fluido que puede haber entre el pavimento y el calzado. Las características de estos tres elementos presentan una importante influencia en la fricción obtenida, pero las normativas aplicables, tanto en pavimentos como en calzado, se han desarrollado de forma independiente y se basan en evaluar su comportamiento frente a unas características limitadas, estableciendo referencias de los otros dos elementos.

Aunque la legislación vigente establece los requisitos mínimos únicamente para calzado laboral, siguen ocurriendo numerosos accidentes relacionados con resbalones

Aunque la legislación vigente establece los requisitos mínimos únicamente para calzado laboral, siguen ocurriendo numerosos accidentes relacionados con resbalones, motivados por un deficiente agarre del calzado, tanto en lugares de trabajo como en el ámbito cotidiano, poniendo de manifiesto la problemática existente. La gran variedad de combinaciones del trinomio pavimento-calzado-contaminante en las condiciones reales de uso no se han previsto en las especificaciones de control de producto para asegurar sus prestaciones esperadas.
En los últimos años se han desarrollado diferentes trabajos dirigidos a estudiar el problema del resbalamiento desde diferentes puntos de vista: pavimentos con mejores propiedades antideslizantes, calzado con más agarre, interacción entre ambos en entornos genéricos de uso y normativa para caracterización de propiedades antideslizantes. Sin embargo, estos estudios no han obtenido soluciones completas al problema. Es por esto que se deben analizar las particularidades de los diferentes elementos que en la práctica intervienen y sus interacciones con el fin de desarrollar soluciones específicas con el objeto de mejorar la seguridad del sistema conjunto.

Inescop está trabajando en el proyecto Soluciones optimizadas de pavimento cerámico y calzado para entornos laborales (IMDCA/2016/65-SEG-LAB)

Inescop está trabajando en el proyecto Soluciones optimizadas de pavimento cerámico y calzado para entornos laborales, con el apoyo del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) y de la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), con el objetivo de garantizar productos antideslizantes específicos para los sectores sanitario, alimentario e industrial.

En este sentido, se pretende obtener la información necesaria para que el mercado tenga la posibilidad de mejorar y ajustar las prestaciones del calzado y los pavimentos al entorno de uso real, con el fin de conseguir la disminución de las caídas por resbalamiento en el ámbito laboral.

Dado que las prestaciones del calzado y de los pavimentos cerámicos varían en condiciones reales de uso, debido tanto al desgaste como a los procesos de limpieza y mantenimiento, también se está analizando la vida útil de las combinaciones propuestas para cada entorno, para maximizarla y mejorar su sostenibilidad, alcanzando una durabilidad económicamente razonable.

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , , ,

Categoría: Reportajes

Dejar comentario

oshoe