El calzado infantil, a estudio

| 23 agosto, 2019 | Comentario

El 31 de julio, el centro tecnológico Inescop acogió la primera jornada sobre calzado infantil organizada por el Cluster Calzado Innovación (CCI). La jornada, que llevó por título «Calzado infantil funcional, saludable y sostenible», cubrió diferentes aspectos relacionados con la salud y la seguridad del niño como usuario, así como recomendaciones para el diseño y la fabricación de un calzado que permita un desarrollo adecuado a las necesidades del niño que se ajuste al proceso de evolución del pie y de la adquisición de la marcha.

Inauguró la jornada el profesor Roberto Pascual de la Universidad Miguel Hernández, quien trató de dar respuesta desde el punto de vista podológico a la pregunta más frecuente entre los padres: «¿realmente el calzado que utilizan nuestros niños es adecuado para sus pies?». Pascual destacó que en la actualidad el calzado deportivo es el más aceptado por la población infantil, y que aspectos como la flexibilidad en la zona de metatarsos, la rigidez del contrafuerte, el peso, el drop o la «abducción» de la horma «han de optimizarse en la fase de diseño para que no interfieran en el crecimiento y desarrollo saludable del pie infantil».

Salud y seguridad infantil
Pero si la salud de los niños nos preocupa, hay que saber que la obesidad y el sobrepeso es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI y cuya prevalencia está aumentando a un ritmo alarmante, según dato de la Organización Mundial de la Salud. Los efectos del sobrepeso y la obesidad en la morfología, crecimiento y función biomecánica del pie infantil han sido objeto de diferentes estudios realizados por la doctora y profesora de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, Ester Jiménez, quien indicó que son efectos a empezar a tener en cuenta, «ya que los niños con exceso de peso, representan ya un 45 por ciento de la población infantil en España». Según la doctora, está comprobado que «la obesidad produce cambios en la estructura, morfología y función del pie, patologías como el pie plano y pisada pronada o incluso efectos en el ritmo de crecimiento del pie, con importantes repercusiones en todo el aparato locomotor del individuo, los cuales pueden condicionar su vida en la etapa adulta». Por ello, durante su charla indicó la necesidad de «realizar un ajuste dimensional, la utilización de materiales funcionales y flexibles, suelas con una adecuada amortiguación y agarre e incluso entresuelas con ligero drop, etc.».

Otra de las características principales del calzado infantil debe ser la seguridad, la cual es evaluada en laboratorios acreditados como Inescop. Para ello, la doctora Elena Bañón, responsable del Departamento de Materiales de Empeine del centro tecnológico, explicó los aspectos de seguridad física a tener en cuenta a la hora de diseñar calzado infantil y de bebé. La doctora alertó de que «ciertos elementos del calzado como piezas pequeñas, cordones, bucles y cuerdas corredizas, bordes cortantes, incluso la bolsa del envasado pueden suponer riesgos físicos para el niño como atragantamiento o asfixia e incluso atrapamiento, por lo que es importante que el calzado sea evaluado por los profesionales adecuados». En este sentido, Inescop dispone de la certificación propia ChildSafety, que ayudan a las empresas a comunicar la seguridad del calzado en la infancia.

Funcionalidad y confort
Uno de los elementos con mayor influencia en la funcionalidad y el confort del calzado es la horma. José Lorenzo Herrero, técnico del Laboratorio de Análisis Funcional de Inescop, presentó las particularidades de este elemento en el calzado infantil. Para Lorenzo, la geometría de la horma define la altura de tacón y puntera, así como el volumen de alojamiento del pie, los cuales han de optimizarse para que el calzado fabricado se adapte a las necesidades de la población infantil.

Prueba del creciente interés de las empresas y marcas en el desarrollo de un calzado infantil innovador es el proyecto CafChild sobre análisis funcional, que Inescop desarrolló en 2017 y 2018 en colaboración con empresas de la Comunidad Valenciana, y cuyos resultados fueron presentados por Mónica Sanchís, responsable del Laboratorio de Análisis funcional de Inescop. Durante estos dos años se han evaluado los pies de más de 2.200 colegiales en la etapa de primaria y sus zapatos. Los resultados nos indican diferencias en el crecimiento y evolución del pie entre niños y niñas, diferencias considerables entre zapatos de diferentes marcas entre talla marcada y talla calculada según ISO/TS 19407, etc.

La jornada finalizó con una mesa redonda de la mano de las empresas Conguitos, Dechics y Gioseppo. En ella se trataron los principales retos a los que se enfrentan las empresas fabricantes de calzado infantil actualmente en relación con el diseño y concepción de este producto: innovación, nuevas tendencias del mercado como la personalización de la oferta/emocionalidad y creatividad, cambio en el hábito de los consumidores, sostenibilidad, etc.

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario