El calzado italiano se enfrenta a la crisis del covid-19

| 17 abril, 2020 | Comentario

Italia es uno de los países más afectados por la propagación mundial del covid-19. La crisis sanitaria provocada por el nuevo coronavirus mantiene bloqueada gran parte de la actividad productiva, y la fabricación de zapatos no es una excepción. «Por el momento, la situación sigue siendo extremadamente difícil», explican desde la patronal del calzado italiano Assocalzaturifici. «Toda la cadena de suministro de calzado está cerrada. Esperamos que el próximo decreto desbloquee la situación actual», añaden.

Las medidas altamente restrictivas adoptadas por el gobierno de Italia continuarán hasta principios de mayo, por lo que la producción de calzado se mantendrá paralizada de facto al menos unas semanas más. En este sentido, la asociación italiana de calzado espera obtener alguna autorización para reiniciar la fabricación de zapatos tan pronto como sea posible garantizar la salud de sus trabajadores.

El gobierno italiano ha lanzado varios paquetes de medidas urgentes. Entre estas, destacan el acceso inmediato y simple a una mayor liquidez y la prórroga de los pagos y créditos fiscales.

Para que comercios minoristas y empresas puedan hacer frente a la crisis económica que ha desencadenado la pandemia, el gobierno italiano ha lanzado varios paquetes de medidas urgentes. Entre estas, destacan el acceso inmediato y simple a una mayor liquidez y la prórroga de los pagos y créditos fiscales. Para la patronal zapatera, la industria italiana del calzado no podrá superar la crisis por sí sola, sino que requiere la ayuda de las administraciones para que faciliten, entre otras cosas, un acceso más rápido y fácil al crédito, el aplazamiento del pago de impuestos y la puesta en marcha de acciones para favorecer la internacionalización. «Esperamos que esta situación se convierta en una oportunidad para racionalizar la máquina burocrática, que a menudo es un freno para las empresas que trabajan en los mercados internacionales. También necesitamos gestionar los stocks de productos que no se pueden entregar a las tiendas. Necesitamos evitar inventarios insostenibles económicamente. En todo esto, queremos respuestas concretas, las únicas capaces de dar una inyección de confianza a nuestras empresas, ya que de otro modo nos espera un futuro muy oscuro», dicen desde Assocalzaturifici.

Share

Tags: , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario