GalleryShoes

Tribuna Abierta: «¿Qué aportan las ferias profesionales en el sector de la moda?»

| 4 abril, 2019 | Comentario

Autora: Monserrat Gallego
Presidenta del Triángulo de la Moda

El mes de febrero se presentó como un mes clave para las ferias del sector de la moda en nuestro país. El 1 de febrero tuvo lugar en Ifema FIMI, la feria especializada en el sector de la moda infantil. Este fue el primero de otros muchos eventos empresariales que se celebraron a lo largo de los meses de febrero y marzo. Bisutex comenzó el día 7 de febrero en Ifema con las mejores firmas de bisutería y accesorios, celebrándose simultáneamente con Intergift y MadridJoya. Momad empezó un día después, también en Ifema; un certamen que en diciembre ya había comercializado casi el 95 por ciento de la superficie. En marzo llega ShoesRoom by Momad, el Salón Internacional de Innovación para el Calzado y Accesorios. En tan solo unas semanas, la capital de España acoge las ferias más importantes del sector convirtiendo a Madrid en la ciudad de la moda.

«Desde el punto de vista empresarial, estos eventos siempre han ofrecido notables oportunidades para los negocios, ya sea para darse a conocer en el mercado o para reforzar su posición.»

Pero, ¿realmente son importantes las ferias en el sector de la moda? Desde el punto de vista empresarial, estos eventos siempre han ofrecido notables oportunidades para los negocios, ya sea para darse a conocer en el mercado o para reforzar su posición. En el caso del sector de la moda, las ferias permiten representar físicamente la filosofía de las marcas, dando cuenta de las nuevas tendencias y la calidad de los servicios. Además permiten a las compañías evaluar su posición respecto a la competencia y el conjunto de actores que integran el sector. De esta manera, las ferias sectoriales no solo ofrecen grandes oportunidades de negocio, sino que funcionan como un programa de actualización con el que tanto expositores como visitantes pueden ponerse al día de las nuevas tendencias, avances tecnológicos o económicos.

La celebración de este tipo de eventos conlleva, a su vez, la llegada a la ciudad de un importante número de potenciales clientes para las marcas. La pasada edición de Momad trajo a Madrid un total de 15.120 visitantes, por tanto, la oportunidad de negocio no se queda dentro del recinto ferial sino que se extiende a núcleos comerciales como puede ser nuestro caso, el Triángulo de la Moda. Desde el colectivo aprovechamos la celebración de este tipo de eventos para atraer a nuestros clientes y potenciales clientes a conocer nuestro enclave de venta al por mayor situado en el corazón de Madrid.

Sin embargo, la tradicional relevancia de las ferias sectoriales en el mundo de la moda parece haberse desdibujado en los últimos años. Por ello, tanto las marcas como los clientes, sin olvidarnos de las administraciones públicas, debemos trabajar en sintonía para no perder la esencia de estos eventos como espacios de múltiples oportunidades de las compañías que participan en ellas. Ya sea para darse a conocer en el sector, para reforzar su posición en el mercado o por la necesidad de llegar a sinergias con otras marcas o clientes, las ferias deben continuar siendo los mejores expositores de los servicios que ofrece cada marca. Y para ello, necesitamos del esfuerzo de todos si queremos conseguirlo.

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: ,

Categoría: Reportajes

Dejar comentario