Tribuna Abierta: «Las raíces que sostienen el calzado»

| 17 febrero, 2021 | Comentario

Autora: Marián Cano,
presidenta de Avecal

Los datos que conocemos no dejan lugar a dudas. Se estima que cerca de un 33 por ciento de empresas familiares de la Unión Europea podrían desaparecer en los próximos 25 años debido principalmente a la falta de planificación y organización a la hora de acometer el relevo generacional. De hecho, la supervivencia de la empresa familiar tiende a disminuir a medida que se produce el traspaso a las nuevas generaciones. El tejido productivo del sector del calzado de España está constituido mayoritariamente por empresas familiares, de ahí la importancia de que estos modelos de negocio perduren para garantizar el futuro de nuestro sector.

En la actualidad, según la Federación de Empresas Familiares Europeas, existen más de 14 millones de empresas familiares en toda Europa que emplean a más de 60 millones de personas en el sector privado, lo que representa cerca del 50 por ciento del PIB. Si así de contundente es la presencia de las empresas familiares en el entorno europeo, igual de esclarecedores son los datos sobre relevo generacional que se dan en ellas. De ellos, se extrae que solo tres de cada 10 empresas familiares llegan hasta la segunda generación, y solo una de cada 10 de estas empresas alcanza la tercera generación.

Solo tres de cada 10 empresas familiares llegan hasta la segunda generación, y solo una de cada 10 de estas empresas alcanza la tercera generación.

Para romper esta tendencia que marcan las estadísticas actuales sabemos qué hay que hacer y hacia dónde debemos orientar nuestros esfuerzos desde la industria del calzado. Con el fin de ahondar en las herramientas que tenemos a nuestro alcance para conseguir dicho objetivo, la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal) ha participado como socio en el proyecto europeo Success Road (InterregEurope), que está promovido por la Confederación Europea de la Industria del Calzado (CEC).

El objetivo general de este proyecto no es otro que ayudar a las autoridades nacionales y regionales a implementar políticas y nuevas medidas de sucesión en sus programas operativos para que las pymes de cada país puedan afrontar de la mejor manera posible la fase de sucesión y asegurar así su futuro y, por ende, el futuro de los miles de puestos de empleo que generan las empresas familiares en el sector del calzado y textil, manteniendo su aportación al modelo económico y productivo.

La anticipación suele ser un factor de ventaja en los negocios, y cuando hablamos de trasmisión empresarial entre generaciones lo es aun con más fuerza.

Son muchas las conclusiones que hemos obtenido en este proyecto gracias a la experiencia de los stakeholders que han colaborado durante estos meses en las distintas sesiones organizadas. La anticipación suele ser un factor de ventaja en los negocios, y cuando hablamos de trasmisión empresarial entre generaciones lo es aun con más fuerza. De ella, depende, y mucho, que una empresa familiar cuente con los instrumentos necesarios para consumar con éxito el momento de la sucesión.

Como puntos de mejora en los que las empresas familiares del calzado, y del resto de sectores manufactureros, deben trabajar para preparar el relevo generacional se encuentra la gestión de los conflictos en la empresa familiar. Para canalizar la resolución de estos conflictos se deben crear órganos de gobierno como el Consejo de Familia o programas de evaluación sobre el funcionamiento de la empresa, como los family meetings.

La actividad de las empresas familiares sostiene el sector del calzado, son las raíces que soportan el crecimiento de esta industria y la savia que le inyecta vida a través de la innovación.

Otros de los desafíos que deben afrontar las empresas familiares conciernen a cuestiones como la necesidad de que haya un liderazgo constructivo, la planificación del proceso de sucesión, aspectos fiscales y de patrimonio y también aspectos financieros. Asimismo, se debe cuidar especialmente la implantación de un protocolo familiar y apostar por la formación entre los empresarios familiares y el coaching.

La actividad de las empresas familiares sostiene el sector del calzado, son las raíces que soportan el crecimiento de esta industria y la savia que le inyecta vida a través de la innovación. Ahora que conocemos al detalle en qué áreas pueden mejorar estas compañías para asegurar su continuidad y superar el relevo generacional se debe facilitar, desde todos los agentes sociales implicados, la adopción de medidas concretas para que las empresas familiares puedan proyectar su continuidad en el futuro.

Share

Tags: , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario