ShoesRoom celebra su primera edición

| 4 marzo, 2019 | Comentario

La primera edición de ShoesRoom by Momad cerró ayer las puertas de su primera edición tras tres días de celebración. El evento reunió a algo más de 80 firmas de calzado en un nuevo recinto de exposición, La Nave de Madrid, una antigua fábrica de ascensores en el barrio madrileño de Villaverde reconvertida en un inspirador espacio de exposiciones. A falta de contar con los datos oficiales, la organización calcula que la asistencia de compradores se mantuvo en unos niveles muy similares a los registrados en la edición de febrero de Momad Shoes del año pasado.

En términos generales, los expositores participantes agradecieron el esfuerzo acometido por la organización de ShoesRoom por renovar el concepto ferial y ofrecer un evento atractivo y estimulante, en un nuevo entorno y con un modelo de feria más cercano al showroom con stands modulares. Sin embargo, sí se detectó cierta decepción entre algunas marcas por encontrarse con una afluencia de público comprador más baja de lo esperada. En este sentido, se comprobó que, mientras que las mañanas contaron con la presencia de un volumen aceptable de visitantes, las tardes mostraban los pasillos casi vacíos y la actividad decaía tras la hora de la comida. Con todo, el nuevo certamen de Ifema contó con un ambicioso programa de compradores internacionales, coordinado en colaboración con el ICEX, que trajo a La Nave a algunos importantes distribuidores de calzado de todo el mundo, tanto de Latinoamérica como de Oriente Próximo o Europa.

La sensación reinante fue, por tanto, ambivalente. Por un lado, se valoró la apuesta realizada por Ifema por dar forma a un evento innovador y atractivo, pero no se pudo negar que la asistencia de compradores nacionales no fue todo lo abundante que se hubiese deseado. «Yo estoy contenta con los resultados obtenidos en la primera edición de ShoesRoom, pero no estoy satisfecha», explicó Charo Izquierdo, directora del evento. «No estoy satisfecha porque creo que este modelo de feria puede crecer todavía más y desarrollarse mejor, pero estoy contenta porque tengo la sensación de que el expositor cree en este proyecto y que quiere pelear por tener una feria de este tipo en un entorno con el de La Nave», añadió. Por su parte, José Monzonís, presidente ejecutivo de la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE) opinó que «aunque la situación del sector de la distribución no es buena y pese a que estamos a las puertas de encarar una crisis deflacionaria de la economía, la industria sí apuesta por este evento y la prueba de ello es que tenemos constancia de la intención de varias empresas no participantes en esta ocasión de exponer en la siguiente edición».

El desafío de la siguiente convocatoria, que con casi toda seguridad se desarrollará nuevamente en La Nave de Madrid los días 20, 21 y 22 de septiembre, será doble. Por un lado, cómo crecer dentro de unas instalaciones que no permiten grandes ampliaciones de metros cuadrados más allá de levantar pequeñas carpas anexas. Y, por otro, el de lograr movilizar a un número suficiente y significativo de compradores. Para ello, la organización de ShoesRoom debe trabajar junto con las marcas de calzado para ofrecer una oferta variada, original y seductora capaz de justificar la visita de los responsables de las tiendas. ShoesRoom necesita consolidarse como una alternativa atractiva dentro del calendario ferial, para ello es urgente que se granjee la confianza de las marcas zapateras, porque a estas alturas ya no hay tiempo para nuevos pasos en falso y equivocaciones. Esperemos que, entre todos, ShoesRoom se convierta en la feria que la industria del calzado español necesita y que no deje pasar esta oportunidad. Ya no hay margen de error ni tiempo para más pruebas.

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , ,

Categoría: Actualidad, Ferias

Dejar comentario