Sostenibilidad y producción local: las dos principales tendencias de la moda en tiempos de pandemia

| 24 septiembre, 2020 | Comentario

Eco-responsabilidad y producción local. Estas serán las dos principales tendencias que dominarán durante la segunda mitad del año 2020 en el sector de la moda en Europa, según un último estudio llevado a cabo entre 5.000 consumidores de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido por el Instituto Francés de la Moda (IFM) y la feria Première Vision. De esta manera, casi la mitad de los europeos, independientemente de su edad, considera los materiales ecológicos como su criterio más importante a la hora de elegir y comprar un artículo de moda y el 58,5 por ciento de ellos prefiere los productos fabricados en sus países de origen.

Compra por placer
La pandemia del nuevo coronavirus y el clima de incertidumbre que trae aparejado provocan que el 42 por ciento de las mujeres y el 30,4 por ciento de los hombres en Europa prevean una reducción en su gasto en artículos de moda. Un 88,9 por ciento de estos consumidores indica estar motivado por un impulso de «compra de venganza», un fenómeno por el que los consumidores se ven obligados a ponerse al día en sus compras tras las restricciones impuestas por el confinamiento.

En Francia, los consumidores que aseguran querer aumentar significativamente su gasto de aquí a finales de 2020, posicionan la ropa en cuarto lugar de preferencia, después de la salud y el bienestar, la alimentación y el mobiliario/decoración, y por delante de vacaciones, ocio, automóviles y deportes. Por último, los europeos encuestados se plantean en gran medida centrarse en las ventas y promociones, por motivos relacionados con la situación económica actual. También destaca un deseo de comprar productos atemporales, más caros y de mayor calidad. Esta aspiración está en sintonía con la tendencia que habla de un consumo más reflexivo.

Responsabilidad ecológica
Los productos de moda eco-responsable atraen a una gran mayoría de consumidores. El 64,1 por ciento de los europeos quiere comprar artículos fabricados con materiales sostenibles y respetuosos con el entorno natural y el 30,1 por ciento incluso está dispuesto a gastar más por ellos.

El porcentaje se eleva al 66,1 por ciento en Francia y al 76,2 por ciento en Italia. Esta tendencia se hace si cabe más evidente entre la población más joven. Entre los jóvenes de 18 a 34 años, el porcentaje se dispara, y en el total europeo alcanza el 73,1 por ciento.

En Francia, las oportunidades de la moda eco-friendly son especialmente alentadoras, ya que el 36,8 por ciento de sus consumidores reconoce que le dedicaría un presupuesto mayor (el 51,6 por ciento le dedicaría el mismo presupuesto). Además, a casi uno de cada dos jóvenes de entre 18 y 34 años (49,3 por ciento) le gustaría invertir un mayor presupuesto en la moda sostenible.

En Europa, el 41,8 por ciento de los consumidores mencionan los materiales eco-responsables (reciclados, orgánicos o nuevas fibras) como el principal criterio para elegir un producto sostenible.

En este sentido, el tipo de material es el principal impulsor de las compras ecológicas. En Europa, el 41,8 por ciento de los consumidores mencionan los materiales eco-responsables (reciclados, orgánicos o nuevas fibras) como el principal criterio para elegir un producto sostenible. Los consumidores británicos y alemanes son los más proclives a citar los materiales como la fuerza impulsora detrás de sus compras eco-responsables (el 43,8 y el 45,6 por ciento, respectivamente). Estas cifras sugieren que, en tiempos de crisis sanitaria, el interés por los materiales está vinculado a preocupaciones de salud.

Entre los jóvenes de 18 a 34 años que no piensan comprar moda ecológica, el precio sigue siendo un obstáculo importante (el 61,8 por ciento de estos jóvenes europeos demanda precios más asequibles). También existe un gran interés en el mercado de segunda mano, ya que el 30,8 por ciento de los europeos muestra su interés por este tipo de productos, y entre los jóvenes este porcentaje aumenta hasta el 44,3 por ciento. En Francia, esta cifra se eleva al 54,1 por ciento entre los jóvenes de 18 a 34 años.

El consumidor también manifiesta una gran preocupación por la fabricación respetuosa con el medioambiente de los artículos de moda, sobre todo en países con una larga tradición manufacturera

Por otro lado, el consumidor también manifiesta una gran preocupación por la fabricación respetuosa con el medioambiente de los artículos de moda, sobre todo en países con una larga tradición manufacturera, como Francia e Italia, donde el 40,7 y el 44 por ciento, respectivamente, declara su interés por la producción sostenible de la moda.

«Made in» y trazabilidad
La mayoría de los consumidores seguirá prestando mucha atención a las etiquetas. En Europa, el 60 por ciento buscará ver dónde se fabricó un artículo y el 58,5 por ciento se decantará por los productos de fabricación local. En este sentido, un 33,1 por ciento de los consumidores europeos de entre 18 a 34 años confiesa que está dispuesto a boicotear determinados productos fabricados en el extranjero.

Los consumidores europeos indican que están muy a favor de hacer visible y claro el lugar de origen de los artículos de moda en las etiquetas, e incluso hacerlo obligatorio

Los consumidores europeos indican que están muy a favor de hacer visible y claro el lugar de origen de los artículos de moda en las etiquetas, e incluso hacerlo obligatorio, lo que requeriría de la adopción de una directiva europea para todos los países comunitarios. En países con tradición manufacturera, como Francia y especialmente en Italia, la cuestión es aún más relevante. En Italia, el 73,5 por ciento de los consumidores presta atención al lugar de fabricación (63,5 por cineto en Francia) y el 72,9 por ciento prefiere los productos fabricados en Italia (el 61,5 por ciento en Francia). Esta necesidad de transparencia y trazabilidad es ligeramente menor en Alemania y el Reino Unido, países que siguen siendo importantes importadores de ropa.

Conclusiones
Para los responsables del estudio de IFM-Première Vision, las conclusiones son evidentes: «si bien a corto plazo, tras la crisis de la covid-19, los consumidores se decantan por un consumo más reflexivo, estos siguen fieles a sus compras de moda. Las perspectivas incluso pueden resultar positivas una vez que se restablezca la confianza. Se confirma un fuerte interés por la moda eco-responsable, y el desarrollo de este segmento en los próximos meses será un factor determinante para ayudar a restablecer la confianza. El material es el factor principal en la compra de un producto de moda ecológico, siendo este material material orgánico, como el algodón, reciclado o hecho de nuevas fibras». «Asimismo, la exigencia de una mayor transparencia en términos de trazabilidad abre importantes oportunidades para los productos made in, especialmente en países con tradición en la fabricación, como Francia e Italia», continúan desde IFM-Première Vision. «Esta conciencia es aún más marcada entre los jóvenes de 18 a 34 años, quienes están dispuestos a asumir el compromiso de defender un consumo más reflexivo», concluyen los responsables del estudio.

Descargar estudio completo AQUÍ (pdf en inglés).

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario