GalleryShoes
momad

El calzado se suma a la economía circular

| 31 octubre, 2019 | Comentario

El sector del calzado debe integrarse en la llamada «economía circular», y «cuanto antes lo asimilemos, más y mejores oportunidades tendremos». De este modo Miguel Ángel Martínez, director del centro tecnológico Inescop, concluyó la jornada Economía circular en calzado, celebrada el pasado 24 de octubre en Elche (Alicante). En el evento, organizado por Clúster Calzado Innovación (compuesto por Inescop y la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE)), participaron ponentes de empresas como Ecoalf, Poveda Textil y Salpax. Todas ellas contaron su experiencia de cómo han adaptado con éxito su modelo de negocio a los requisitos de la economía circular (las tres erres: reutilización, reciclaje y reducción).

En primer lugar, tomó la palabra Miguel Pomares, responsable del área de calzado de Ecoalf, quien comentó que su empresa no solo ha sido capaz de crear una calzado 100 por ciento reciclado a base de polvo de neumáticos y botellas de plástico rescatadas del océano, sino que ha creado todo un movimiento bajo el lema «Because there is no Planet B» (Porque no hay un planeta B). Para lograrlo, el equipo de Ecoalf trabajó durante más de dos en la búsqueda de materiales reciclados por todo el mundo y tres años más para investigar y desarrollar el producto. Además, esta compañía ha puesto en marcha una fundación que se dedica a limpiar los océanos, que desde 2015 ya ha recogido alrededor de 300 toneladas de plástico. Pero Ecoalf no solo reutiliza el plástico de las botellas usadas, también usa algodón y lana de segunda mano, redes de pesca abandonadas y neumáticos gastados; de hecho, ahora mismo está investigando cómo reutilizar posos del café para la fabricación de calzado.

Gabriel Poveda, director de Poveda Textil, afirmó que entre el 60 y 70 por ciento de sus ventas «provienen de tejidos sostenibles»

Por su parte, Gabriel Poveda, director de Poveda Textil, afirmó que entre el 60 y 70 por ciento de sus ventas «provienen de tejidos sostenibles». Su empresa ha conseguido en tan solo cuatro años de actividad hacerse un hueco en el mercado, «mirando muy de cerca la sostenibilidad». Así, desde hace dos años, Poveda Textil calcula su huella de carbono y certifica los materiales con el sello Vegan de Inescop, que garantiza que sus tejidos no contienen fibras de origen animal. Además, esta pyme también colabora en la recogida de basuras del océano.

Otro caso de éxito es el de Salpax. Esta empresa pionera a nivel mundial en el reciclado de fibras de cuero, única en España, cuenta con una trayectoria de más de 40 años. «Estamos comprometidos con el medioambiente, siempre hemos apostado por el respeto y el cuidado de nuestro entorno, creando con una base de fibras de cuero, materiales reciclados y sostenibles», explicó José Vicente Molina, director técnico de Salpax. El objetivo de esta empresa es que su material, que ya cuenta con un 35 por ciento de capacidad de elasticidad, adquiera otras mejoras técnicas para utilizarlo en la fabricación de calzado.

Soluciones tecnológicas sostenibles
Para ayudar a las empresas de calzado a sumarse a la economía circular, Inescop propuso diferentes soluciones tecnológicas desarrolladas por el centro para apoyar a las empresas en este proceso de transformación. En la actualidad, y en relación con la economía circular, Inescop trabaja en diferentes proyectos dirigidos a la revalorización de residuos de piel, nuevas metodologías de ensayos que permitan evaluar la biodegradabilidad y compostabilidad de los materiales utilizados en calzado, el desarrollo de adhesivos más sostenibles, innovadoras metodología para determinar la huella ambiental de calzado, el desarrollo de herramientas digitales y procesos más ecoeficientes y la optimización de la fase de uso del calzado.

Jornadas CCI
Esta jornada sobre economía circular en calzado cierra un ciclo de seis encuentros de innovación, organizados por el Clúster Calzado Innovación, en los que se ha hablado de nuevas estrategias de marketing y comercialización, de nuevos perfiles profesionales, de calzado infantil funcional y saludable y de certificación de calzado de uso profesional, así como de piel artificial in vitro. Todas ellas han tenido un objetivo común, contribuir a través de la innovación al desarrollo de una industria del calzado sostenible en tres ámbitos fundamentales: el económico, el social y el medioambiental.

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario