texprocess

Anuario del sector mundial del calzado: año 2020

| 9 agosto, 2021 | Comentario



Producción
El pasado 2020 fue un año marcado indudablemente por la irrupción de la pandemia de la covid-19. Por supuesto, el sector del calzado no escapó de los efectos devastadores del virus. Tanto fue así que la fabricación mundial de calzado con respecto a 2019 fue de 4.000 millones de pares menos. En el pasado año no solo se interrumpió el crecimiento continuado en la última década, sino que se experimentó una caída del 15,8 por ciento. El impacto negativo de la pandemia fue generalizado y muy parecido en todas las zonas productoras internacionales, de manera que en 2020 Asia todavía confeccionaba casi nueve de cada 10 pares de zapatos fabricados en todo el mundo y, de hecho, aumentó su participación global en un 0,2 puntos porcentuales. África también aumentó ligeramente su participación en el total mundial a expensas de América del Norte y del Sur, mientras que Oceanía desempeñó solo un papel menor en la industria.

Por países, tan solo Pakistán y Bangladés fueron capaces de aumentar levemente su producción de zapatos (alrededor de un 0,4 por ciento cada uno). Por su parte, China vio disminuir su fabricación en más de 2.000 millones de pares, aunque todavía sigue produciendo más de la mitad del calzado de todo el mundo. Otro país gravemente afectado fue India, mientras que Vietnam y Turquía sufrieron caídas menos pronunciadas. En esta ocasión, ningún país europeo figura en la lista de los 10 mayores productores de calzado del mundo, siendo Italia el mejor clasificado en la posición decimotercera. España, en cambio, perdió una posición en 2020 con respecto a 2019, situándose en el puesto decimoséptimo.



Consumo

El impacto de la covid-19 sobre el consumo de calzado fue más pronunciado en las economías más desarrolladas de América del Norte y Europa que en otras menos potentes: el consumo per cápita descendió con fuerza en Europa y Oceanía y mucho menos en Asia y América del Sur. Por tanto, la distribución geográfica del consumo de calzado en 2020 estuvo más cerca que nunca de la distribución de la población: Asia representó el 55,8 por ciento del consumo total; Europa, el 13,6 por ciento; América del Norte, el 13,1 por ciento; África, el 10,9 por ciento; América del Sur, el 5,8 por ciento, y Oceanía, el 0,8 por ciento.

Esta nueva distribución del consumo tuvo su reflejo más evidente en la caída por debajo del 10 por ciento del consumo de calzado de Estados Unidos con respecto al total mundial, así como en que Francia y Reino Unido no aparezcan en el ranking de los 10 mayores consumidores de zapatos en 2020. China, en cambio, superó el umbral del 20 por ciento y, junto con India, son responsables de una de cada tres compras de zapatos en el mundo. Pakistán, Bangladés y Rusia son los otros países de esta lista que aumentaron su participación del consumo mundial en 2020.



Exportación

La pandemia de la covid-19 provocó en 2020 una reducción de las exportaciones de calzado en todo el mundo: se vendieron al exterior cerca de 12.100 millones de pares menos se vendieron al exterior, del 62 por ciento de 2019 al 59 por ciento del pasado año. Asia fue el origen de la mayor parte del calzado exportado, pero su participación en el total mundial viene disminuyéndose lentamente en los últimos 10 años, y esta tendencia continuó en 2020. Lo mismo sucedió con los demás continentes, excepto con Europa, cuya participación sobre el total global ha aumentado en casi cuatro puntos porcentuales desde 2011.

En la última década, la participación de China en las exportaciones mundiales de calzado se ha reducido en 12 puntos porcentuales, del 73,1 por ciento en 2011 al 61,1 por ciento en 2020. A nivel continental, esto se compensó por el aumento de las exportaciones vietnamitas e indonesias, que crecieron del 2 al 1,6 por ciento del total mundial en 2011 al 10,2 y al 3 por ciento en 2020, mitigando la caída de las exportaciones de Asia. También al alza, Turquía subió una posición en el pasado año, convirtiéndose en el quinto mayor exportador del mundo, muy cerca de Alemania, que ocupa la cuarta posición. Alemania también ha demostrado un constante crecimiento en la última década, superando a Bélgica e Italia como el mayor exportador de calzado de Europa. Este pasado año, España también recuperó su hueco entre los 10 mayores exportadores de calzado del mundo.

Importación
Como en el caso del consumo, durante la última década, los patrones geográficos de importación de calzado han ido cambiando en respuesta a las diferentes dinámicas demográficas y económicas de las distintas partes del mundo. En consecuencia, en los últimos años, Asia y África han ido ganando influencia en todo el mundo en cuanto a la compra en el exterior de zapatos. En 2020, África siguió ganando participación en el total mundial, pero Asia sufrió un duro revés, perdiendo 1,3 puntos porcentuales. América del Norte continuó su tendencia a la baja y ahora representa poco más de una quinta parte de las importaciones mundiales.

Durante la última década, la dispersión geográfica de las importaciones de calzado ha crecido considerablemente y la participación del total de los 10 principales países del mundo ha caído del 59 por ciento en 2011 al 48 por ciento en 2020. La participación del principal importador mundial, Estados Unidos, ha disminuido del 22,4 al 17,6 por ciento. La lista de los 10 principales importadores de calzado incluye siete países europeos liderados por Alemania, que en conjunto representan el 23 por ciento de las importaciones mundiales. Por primera vez en 2020, China entró en esta lista con una participación del 2,1 por ciento, que sin duda aumentará en los próximos años.

————-

Fuente: World Footwear

Anuario Año 2019
Anuario Año 2018
Anuario Año 2017
Anuario Año 2016
Anuario Año 2015

Anuario Año 2014
Anuario Año 2013

Share

Tags: ,

Categoría: Reportajes

Dejar comentario