La crisis en la ruta del mar Rojo amenaza la cadena de suministro mundial

| 16 enero, 2024 | Comentario

La cadena de valor en el sector de bienes de consumo masivo se está viendo afectada por la crisis bélica y sabotajes en la ruta del mar Rojo. Esta vía comercial representa alrededor del 15 % del comercio marítimo global y aproximadamente el 30 % del volumen total de portacontenedores, según informa la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc).

Concretamente, la tensa situación en la región está forzando a las principales navieras del mundo a buscar rutas marítimas alternativas para evitar el conflicto. La opción más común elegida hasta ahora es desviarse por el sur de África, lo que prolonga la duración del viaje en aproximadamente diez días, incrementando el consumo de combustible y los tiempos de navegación.

Esta realidad está generando que se tripliquen, en algunos casos, los costes del transporte de contenedores, pasando de mil euros por contenedor a los tres mil. La llegada del Año Nuevo Lunar chino el 10 de febrero y el consiguiente aumento tradicional de la demanda durante este periodo podrían provocar un aumento aún más significativo en los costes del transporte marítimo, contribuyendo a un alza adicional en los precios de los fletes en las próximas semanas, advierte Aecoc.

Ante esta situación, la industria de bienes de consumo ha expresado su preocupación por el aumento de costes, que, de persistir, podría tener un impacto directo en el precio final de los productos. Este escenario es algo que el sector desea evitar para no alimentar la actual tendencia inflacionista.

Además, las empresas comienzan a enfrentar dificultades en el suministro de ciertas materias primas e incluso de productos terminados, como textiles y muebles. En respuesta, están tomando medidas preventivas, anticipando sus compras de ciertos productos para evitar posibles interrupciones en la cadena de suministro en futuros escenarios de consumo.

Cabe destacar que la situación en la ruta del mar Rojo también acarrea consecuencias medioambientales, ya que el desvío de los buques por la ruta del sur de África aumenta significativamente las emisiones de CO2 del transporte marítimo en la Unión Europea. Este hecho cobra especial relevancia después de la entrada en vigor en enero de los ETS (nuevo régimen de derechos de emisión) en los puertos europeos.

Share

Tags: ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario