texprocess

«La IA puede contribuir a mejorar la eficiencia, la rentabilidad y la sostenibilidad de la industria del calzado»

| 15 diciembre, 2023 | Comentario

Sin lugar a dudas, la inteligencia artificial (IA) es una de las tecnologías más disruptivas de los últimos tiempos. Pero ¿cómo puede ayudar la inteligencia artificial al sector del calzado? ¿De qué manera transformará esta tecnología la manera de fabricar y comercializar zapatos? ¿Hasta qué punto puede ser una amenaza la IA? Para resolver estas y otras dudas, hablamos con Indiana Alarcón y Pablo A. Berti, fundadores de la empresa tecnológica Itecnous, especializada en soluciones tecnológicas para la trazabilidad, la transparencia y las certificaciones inalterables.

Revista del Calzado: ¿Cuáles son las principales aplicaciones de la inteligencia artificial (IA) en el sector del calzado?
Indiana Alarcón y Pablo A. Berti: La IA puede mejorar procesos y rendimiento en las distintas áreas de este tipo de empresa. Si hacemos una división genérica en los departamentos que tendría una empresa de calzado, vemos que en cada uno de ellos la IA puede mejorar sus procesos, tanto en suministro de materias primas, diseño, producción, distribución o logística como en ventas y marketing.

Es importante pensar la IA como un asistente, que mejorará los procesos de negocio. Es importante comprender que la tecnología de inteligencia artificial se basa en tres pilares principales. Uno, los datos: diría que los datos para la IA lo es todo, son la materia prima. Hay distintos tipos de datos, desde textos a imágenes, sonidos, voz, etcétera, todo se traduce a datos digitales. Mientras mejores son los datos, mejor será el resultado que de la IA. La cantidad y calidad de los datos es lo que alimenta la IA. Dos, los algoritmos: es la forma de enseñarle a pensar a una máquina. Son reglas, instrucciones que definen cómo se procesarán los datos. Los hay de diferentes tipos: lógicos, estadísticos, probabilísticos. Y, por último, tres, el hardware: son los dispositivos físicos que almacenan, trasmiten y procesan los datos y los algoritmos. Hardware no es solo una supercomputadora, sino que son desde el más simple chip, una computadora, pasando por teléfonos, memorias, relojes, etcétera.

Revista del Calzado: ¿En qué se diferencia la big data de la inteligencia artificial?
Indiana Alarcón y Pablo A. Berti: La big data y la IA son dos conceptos relacionados con el uso de los datos, pero tienen diferencias importantes. La big data se refiere al almacenamiento y procesamiento de grandes cantidades de datos, que pueden ofrecer información valiosa para las empresas y organizaciones. La IA se refiere al diseño de máquinas y programas que pueden imitar las funciones y el razonamiento de los humanos, mediante el uso de algoritmos y aprendizaje automático.

La big data y la IA se complementan entre sí, ya que la IA necesita datos para construir su inteligencia y aprender de ellos, y la big data necesita la IA para analizar y extraer información de los datos. Ambas tecnologías tienen múltiples aplicaciones y beneficios en diversos sectores, como la industria, la salud, la educación, el comercio, etcétera.

«Con seguridad la IA puede ser una herramienta muy útil para los diseñadores y los fabricantes de calzado, ya que les permite crear productos más creativos, personalizados y competitivos».

Revista del Calzado: ¿Cómo puede ayudar la IA en el diseño de calzado? ¿Su utilización en esta área comporta algún problema con los derechos de propiedad intelectual? ¿Debe indicarse que un diseño ha sido generado por IA, como ocurre con las imágenes según algunas legislaciones europeas?
Indiana Alarcón y Pablo A. Berti: La IA puede ayudar en el proceso de diseño y creatividad en la industria del calzado de varias formas. Algunas de ellas son las siguientes: una, la generación de diseños: la IA puede crear diseños originales y atractivos para el calzado, basándose en los datos de los clientes, las tendencias del mercado y las preferencias estéticas. Dos, la optimización de procesos: la IA puede mejorar la eficiencia y la calidad de la producción del calzado, reduciendo los costes y los desperdicios. Tres, la innovación de productos: la IA puede crear nuevos tipos de calzado que ofrezcan mejores prestaciones y experiencias a los usuarios. Por ejemplo, la empresa Nike utiliza la IA para crear zapatillas inteligentes que se adaptan al pie del usuario y se ajusten automáticamente.

Sin embargo, es importante subrayar que la IA puede mejorar la eficiencia y la calidad del trabajo creativo, ahorrando tiempo y recursos, mejorando la calidad y la innovación, y aumentando la accesibilidad y la inclusión.

Para las personas responsables de diseño, la IA es una gran asistente. Permite romper bloqueos creativos, explorar posibilidades a una velocidad mucho mayor y avanzar sobre caminos seguros respecto a las tendencias.

Estos asistentes se presentan en la forma de herramientas para diseño 3D, generación de imagen por IA, generación de patrones, creación de modelos digitales (avatares) y generadores de modelos virtuales que no existen.

En el área de diseño, la IA puede generar nuevos diseños de ropa y zapatos basados en las preferencias y las tendencias de los usuarios, utilizando técnicas como las redes generativas antagónicas (GAN). Las redes generativas adversariales (GAN) son una forma de inteligencia artificial que puede crear contenido nuevo, como imágenes, música o texto, a partir de datos existentes. Las GAN se componen de dos redes neuronales que compiten entre sí: el generador y el discriminador. El generador crea nuevas muestras, mientras que el discriminador las clasifica como reales o falsas. Estos dos modelos se entrenan juntos en un juego, donde el generador busca engañar al discriminador, y el discriminador recibe ejemplos de muestras reales y generadas. Las GAN se pueden utilizar para diversas aplicaciones, como la generación de imágenes, la transferencia de estilo, la detección de falsificaciones o la predicción de tendencias.

Con seguridad la IA puede ser una herramienta muy útil para los diseñadores y los fabricantes de calzado, ya que les permite crear productos más creativos, personalizados y competitivos. Sin embargo, la IA también plantea algunos retos y riesgos. Uno de los más importantes es el sesgo del entrenamiento. No debemos perder de vista que la IA ha sido entrenada con determinados datos. Esto puede producir pérdida de la identidad y la originalidad de los diseños.

También, al ser una tecnología tan reciente, hay muchas cuestiones legales que están en desarrollo, como la protección de los derechos de autor y la ética de la producción. Por lo tanto, es importante que la IA se utilice de forma responsable y complementaria al talento humano, y no como un sustituto.

Sin embargo, la utilización de la IA en el diseño de calzado también plantea algunos retos legales, especialmente en lo que respecta a los derechos de propiedad intelectual. Según la legislación española y europea, solo las personas naturales pueden ser consideradas autoras de obras literarias, artísticas o científicas, por lo que las imágenes creadas por máquinas no tienen la consideración de obras protegidas. Esto significa que nadie tiene los derechos de autor de las obras generadas por IA, ni siquiera las personas que proporcionan las instrucciones o los datos a la máquina, salvo que realicen modificaciones creativas suficientes sobre el resultado.

Por tanto, si una persona utiliza una herramienta de IA para generar un diseño de calzado y quiere explotarlo comercialmente, debe tener en cuenta que no podrá reclamar la exclusividad sobre el mismo, ni impedir que otros lo copien o lo modifiquen, salvo que existan otros derechos aplicables, como los de patente o diseño industrial. Además, debe respetar los derechos de autor de los materiales que utilice como fuente para la IA y obtener las autorizaciones pertinentes si son necesarias.

En cuanto a la obligación de indicar que un diseño ha sido generado por IA, no existe una normativa específica al respecto, pero podría ser una buena práctica para evitar confusiones o engaños a los consumidores. En el caso de las imágenes, algunas legislaciones europeas, como la francesa o la alemana, exigen que se indique cuando se trata de imágenes sintéticas o manipuladas, para evitar que se utilicen con fines ilícitos o que atenten contra la dignidad o la privacidad de las personas.

Revista del Calzado: La implantación generalizada de la IA en la industria del calzado ¿podría suponer la personalización completa del calzado: un cliente, un zapato?
Indiana Alarcón y Pablo A. Berti: En cuanto al diseño, seguramente sí. Eso es posible hoy. En cuanto a la fabricación, es otra cosa, pues implica la posibilidad de que los robots y los humanos, en la línea de producción, puedan adaptarse lo suficiente.

Revista del Calzado: ¿La IA es capaz de prever tendencias? Es decir, ¿saber qué zapato se llevará dentro de dos temporadas, por ejemplo?
Indiana Alarcón y Pablo A. Berti: Para entender esto tenemos que volver a pensar en los datos. Gracias al volumen de datos que la IA puede procesar, puede, por ejemplo, predecir tendencias y preferencias. Esto lo hace mediante el análisis de grandes cantidades de datos y las imágenes de las redes sociales y otras fuentes con la IA. Por ejemplo, la plataforma Heuritech puede rastrear y predecir las tendencias de la moda a partir de imágenes de redes sociales y otras fuentes. Heuritech es una empresa de tecnología de moda que ofrece análisis predictivos sobre las tendencias y los productos utilizando imágenes reales compartidas en las redes sociales. Utiliza la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para analizar millones de imágenes al día y reconocer más de 2000 detalles de las prendas, como los colores, las texturas, los estampados, los cortes y los accesorios. También segmenta las imágenes según el perfil de los usuarios, como su edad, su género, su ubicación, su estilo, etcétera. Esto le permite cuantificar y predecir lo que la gente lleva en todo el mundo y anticipar los cambios del mercado. Como resultado, las marcas de moda y deporte producen solo lo que la gente quiere, se reduce la cantidad de productos no vendidos y las marcas pueden aumentar su rentabilidad, su sostenibilidad y su relevancia. Para predecir las tendencias de la moda y el calzado, Heuritech se basa en el concepto de trend forecasting, que consiste en anticipar las preferencias y las demandas de los consumidores a partir de la observación y el análisis de diversos factores (históricos, sociales, políticos, económicos, estéticos, culturales, etcétera).

El trend forecasting se realiza mediante técnicas como la investigación de mercado, el análisis de datos, la observación de las pasarelas, el seguimiento de los influencers, el estudio del street style, la consulta de los blogs, etcétera.

También podemos ver el caso de FashionBrain. FashionBrain utiliza técnicas de aprendizaje automático para analizar los datos de los clientes, las tendencias de la moda y las opiniones en las redes sociales, y así ofrecer sugerencias de productos que se adapten a los gustos, las necesidades y el presupuesto de cada usuario. El proyecto FashionBrain es un proyecto de tres años de duración por valor de 2,8 millones de euros, financiado por el programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea. El proyecto está dirigido por el doctor Alessandro Checco, e involucra a varios socios de toda Europa, incluida la Universidad de Ciencias Aplicadas Beuth, la Universidad de Friburgo, Zalando SE, Fashwell AG y MonetDB Solutions BV. El proyecto FashionBrain tiene como objetivo combinar datos de diferentes fuentes para ayudar a diferentes actores de la industria de la moda prediciendo las próximas tendencias de la moda a partir de las redes sociales, así como proporcionando recomendaciones personalizadas y búsqueda avanzada de artículos de moda a los clientes.

También tenemos a Stylumia. Stylumia es una herramienta que utiliza la inteligencia artificial para predecir las tendencias de moda. La herramienta analiza los datos de las ventas, las búsquedas, las redes sociales y otras fuentes para identificar los patrones de demanda y de oferta de los productos de moda. La herramienta ayuda a las marcas de moda a planificar sus colecciones, sus inventarios y sus precios de acuerdo con las tendencias actuales y futuras.

Y, la más conocida, Stitch Fix, una plataforma online que ofrece un servicio de estilismo personalizado basado en los gustos, las medidas y el presupuesto de los clientes. Stitch Fix es un servicio de suscripción de ropa que te envía una caja personalizada con cinco prendas cada vez que lo solicitas. Puedes quedarte con las prendas que te gusten y devolver las que no, pagando solo por lo que te quedas. El precio de cada prenda varía según la marca y la calidad, pero el promedio es de unos 55 euros. El servicio cobra una tarifa de estilismo de 20 euros por cada caja, que se descuenta del precio de las prendas que compres. La IA se aplica en varios aspectos del negocio, como la selección de las prendas, la predicción de la demanda, el diseño de nuevos productos y la optimización de la logística.

«La IA puede ayudar a optimizar la producción de calzado, mediante el análisis de datos y la predicción de la demanda y, de esta manera, contribuir a mejorar la eficiencia, la rentabilidad y la sostenibilidad de la industria del calzado».

Revista del Calzado: Otras aplicaciones interesantes de la IA en el sector del calzado atañen a la producción, previendo la demanda y ajustando la fabricación de pares para evitar exceso de stock. ¿Cómo funciona?
Indiana Alarcón y Pablo A. Berti: Efectivamente, la IA puede ayudar a optimizar la producción de calzado, mediante el análisis de datos y la predicción de la demanda y, de esta manera, contribuir a mejorar la eficiencia, la rentabilidad y la sostenibilidad de la industria del calzado. Esto funciona de la siguiente manera: la IA recoge y procesa datos de diversas fuentes, como las ventas históricas, las tendencias de la moda, las preferencias de los clientes, las condiciones climáticas, etcétera. Luego, la IA utiliza algoritmos de aprendizaje automático para identificar patrones, correlaciones y factores que influyen en la demanda de calzado. La IA genera pronósticos de la demanda para diferentes tipos, modelos, tallas y colores de calzado, con un nivel de precisión y detalle elevado. La IA envía estos pronósticos a los fabricantes, que pueden ajustar su producción, inventario y logística en función de la demanda esperada, reduciendo así el exceso de stock, los costes y el desperdicio.

«La blockchain puede garantizar la integridad, la seguridad y la transparencia de los datos, al registrarlos en una base de datos distribuida e inmutable, a la que pueden acceder todos los actores del proceso, sin necesidad de intermediarios o autoridades centrales».

Revista del Calzado: De qué manera puede ayudar la IA y la blockchain a mejorar la trazabilidad del calzado?
Indiana Alarcón y Pablo A. Berti: Ambas tecnologías se están usando para asegurar la autenticidad, en especial, en marcas de lujo.

Por medio de la blockchain es posible registrar la autenticidad de un producto, y la IA es la que la verifica. La blockchain puede garantizar la integridad, la seguridad y la transparencia de los datos, al registrarlos en una base de datos distribuida e inmutable, a la que pueden acceder todos los actores del proceso, sin necesidad de intermediarios o autoridades centrales.

La IA puede ayudar a detectar falsificaciones y plagios de productos o contenidos de moda, mediante el análisis de las imágenes y el texto con la IA. Por ejemplo, la herramienta Entrupy puede examinar e identificar productos potencialmente falsificados, como bolsos, zapatos o relojes, con la visión por computador y el aprendizaje automático. La tecnología detrás de Entrupy se basa en el uso de inteligencia artificial y aprendizaje automático para analizar las imágenes de los productos de lujo y determinar si son auténticos o falsos. Entrupy utiliza un microscopio que se conecta a un dispositivo móvil o una tableta y que permite capturar imágenes a nivel microscópico de los materiales, las texturas, los colores, las costuras y los logotipos de los artículos. Estas imágenes se comparan con una gran base de datos que contiene los datos de los productos originales de diferentes marcas como Gucci, Chanel, Prada, Louis Vuitton, Hermés y otras. Entrupy utiliza algoritmos de aprendizaje automático para evaluar las diferencias entre las imágenes y emitir un veredicto de autenticidad en segundos. Además, Entrupy genera un certificado de autenticidad y financiero que garantiza la veracidad del resultado y protege a los compradores y vendedores de posibles pérdidas económicas.

Revista del Calzado: ¿La implantación de la IA en una empresa de calzado de tamaño pequeño o mediano ¿es viable? ¿Requiere mucha inversión?
Indiana Alarcón y Pablo A. Berti: Depende del proyecto que se necesite desarrollar.

«Estas tecnologías pueden ayudar a los clientes a resolver sus dudas, a encontrar lo que buscan, a probarse los productos y a realizar las compras de forma rápida y sencilla».

Revista del Calzado: Otra faceta de la industria donde se está explorando las posibilidades de la IA es en el marketing. ¿Cómo?
Indiana Alarcón y Pablo A. Berti: En el área de marketing, la IA se usa para analizar los datos de los clientes, sus preferencias, hábitos de compra y comportamiento en línea; ofrecerles productos personalizados, recomendaciones, ofertas y promociones que se adapten a sus necesidades y gustos, y crear contenidos creativos y atractivos para las campañas de publicidad, utilizando técnicas como el procesamiento del lenguaje natural, la generación de texto y la síntesis de voz. Estos contenidos pueden ser adaptados al contexto, al tono y al estilo de cada marca y de cada público. También para optimizar las estrategias de venta, utilizando algoritmos de aprendizaje automático, predicción y optimización, para identificar las oportunidades de negocio, los segmentos de mercado, los canales de distribución y los precios más adecuados para cada producto y cada cliente, y mejorar la experiencia de cliente, utilizando asistentes virtuales, chatbots, realidad aumentada y realidad virtual, para facilitar la interacción, la comunicación, la atención y el servicio posventa. Estas tecnologías pueden ayudar a los clientes a resolver sus dudas, a encontrar lo que buscan, a probarse los productos y a realizar las compras de forma rápida y sencilla.

Revista del Calzado: ¿Qué experiencias exitosas conocen de aplicación de la IA en el sector del calzado?
Indiana Alarcón y Pablo A. Berti: En la Comunidad Valenciana, Pikolinos, marca de calzado de alta calidad y diseño, fundada en 1984 en Elche (Alicante), se asoció con Aetrex, empresa estadounidense especializada en calzado ortopédico, fundada en 1946 en Nueva Jersey, que se dedica a la fabricación y distribución de calzado, plantillas y dispositivos de escaneo del pie para el confort y el bienestar de los clientes. La alianza entre Pikolinos y Aetrex se anunció en enero de 2022 con el objetivo de revolucionar el escaneo del pie en 3D y ofrecer una mejor experiencia de compra a los clientes. La alianza se materializó con el lanzamiento de Albert2, la nueva generación del sistema de escaneo del pie en 3D de Aetrex, en la tienda corporativa de Pikolinos en Elche. Albert2 es un dispositivo omnicanal, todo en uno, que utiliza una tecnología de IA llamada Albert para medir el pie y crear un perfil personalizado. El dispositivo cuenta con cuatro cámaras de profundidad 3D, una placa de presión y un personaje animado que guía al usuario. El proceso de escaneo dura unos veinte segundos y captura tanto la presión estática como la dinámica, así como las medidas en 3D del pie. Los datos obtenidos por Albert2 se utilizan para recomendar el calzado de Pikolinos o las plantillas de Aetrex que mejor se adapten al pie del cliente, basándose en su tipo de arco, sus puntos de presión y su análisis de la marcha. Los datos también se pueden enviar por correo electrónico al cliente, para que pueda acceder a ellos en cualquier momento y lugar. Los beneficios de Albert2 para Pikolinos y Aetrex son mejorar la satisfacción y la fidelidad de los clientes, encontrar el ajuste correcto a la primera, reducir las devoluciones, optimizar el inventario, crear estrategias de marketing personalizadas y aumentar las ventas. Además, Albert2 contribuye a la sostenibilidad, al reducir el desperdicio de material y el impacto ambiental.

Otro ejemplo es el de Levi’s y Lalaland. Levi’s anunció que a finales de 2021 empezará a utilizar avatares digitales creados por IA para complementar a los modelos tradicionales en su catálogo. La empresa colaborará con la compañía Lalaland, que utiliza IA para generar modelos virtuales de diferentes edades, tallas, etnias y tipos de cuerpo. El objetivo es ofrecer una mayor diversidad e inclusión a los clientes y reducir los costes de producción.

Por otro lado, Stradivarius ha presentado una campaña creada por completo con IA, tanto las modelos como las prendas. La empresa utilizó una plataforma de IA llamada Synthesia, que permite generar vídeos realistas con personas que no existen. La campaña mostraba a cuatro modelos virtuales con diferentes estilos y personalidades, que hablaban sobre sus gustos y aficiones. La empresa afirmó que quería explorar las posibilidades creativas de la IA y sorprender a su público.

«La tecnología es un arte humano, y está para servirle al ser humano, para mejorar su vida. Amenaza u oportunidad, depende de nosotros, los humanos, no de la IA».

Revista del Calzado: Salvo en chatbots de cara al cliente o en la organización de grandes centros logísticos, da la sensación de que la industria del calzado aún es reticente a incorporar la inteligencia artificial en su actividad cotidiana. ¿Esto se debe a que la tecnología todavía está inmadura o por qué el del calzado es un sector muy tradicional y contrario a los cambios? ¿Es compatible el valor artesanal de un zapato con la utilización de estas nuevas tecnologías?
Indiana Alarcón y Pablo A. Berti: Posiblemente las resistencias tengan más relación con las limitaciones presupuestarias a las que están sometidas las empresas en el contexto económico actual. Igualmente, es importante señalar que aquellas que logren sortear ese obstáculo ingeniosamente lograrán una gran ventaja competitiva.

Revista del Calzado: Uno de los creadores de ChatGTP alertaba recientemente sobre «el peligro de extinción» para la humanidad que supone la IA. ¿La inteligencia artificial es más una amenaza o una oportunidad? ¿De qué manera podemos evitar que la IA no se convierta en una herramienta negativa para el ser humano?
Indiana Alarcón y Pablo A. Berti: Cuando me preguntan esto, pienso en el fax, los CD, los casetes de música, etcétera. La tecnología es un arte humano, y está para servirle al ser humano, para mejorar su vida. Amenaza u oportunidad, depende de nosotros, los humanos, no de la IA.

Share

Tags: , ,

Categoría: Actualidad, Entrevistas

Dejar comentario