Las marcas opinan sobre Rhenoflex (IV)

| 13 diciembre, 2021 | Comentario

Entrevista a SIDORA
——————————–

sidora¿Podrías hablarme de algún producto que hayas desarrollado con materiales de Rhenoflex?
Calzado de mujer muy flexibles para todos los días. Diseños atemporales con un punto chic. Es como querer ir elegante, pero todos los días. Da igual que pase tiempo, siempre vas a llevar un zapato especial, porque tú eres especial. Es como un perfume, por donde tú pasas la gente se acuerda.

¿Cómo empezó tu proyecto? ¿Por qué?
Estudié diseño industrial, buscaba la aplicación del diseño industrial conectado con el cuerpo humano. El calzado aunaba dos cosas: el conocimiento de ingeniería y estar íntimamente ligada con el cuerpo humano. Quería tener más cercanía a las personas. La moda es una forma de expresión no verbal: vistes cómo quieres expresar quién eres. Yo quería hacer zapatos ecológicos para darle a entender a las personas lo importante que es cuidar del medioambiente y de ti mismo. Si cuidas el medioambiente, te cuidas a ti mismo, y viceversa.

¿Cómo te ha afectado la crisis de la covid-19?
Pues tuve que parar mi proyecto. No me podía mover y paré. Puse mi interés y mi trabajo en otro sector. A la larga es lo mismo. Por ejemplo, vendo muchas plantas porque la gente necesita estar cerca de la naturaleza. Los clientes vienen aquí porque aquí hay vida y la vida es la naturaleza que tengo en la puerta.

¿Está dispuesto a pagar más el consumidor por un zapato sostenible?
No. La gente no compra un producto porque sea sostenible. Al desligarme lo veo desde fuera. La gente no paga ni siquiera el mismo precio porque lleve la etiqueta sostenible. A la gente le tiene que enamorar. La gente se deja llevar por las emociones. Si no emociona, no compra.

Por último, ¿cómo crees que evolucionará la fabricación de calzado sostenible en el futuro, especialmente, en España?
A marchas forzadas, con una buena estrategia, mucha disciplina y ganas de superación. El sector va a tener que currárselo mucho y ser muy eficientes, hay que hacer una buena estrategia y ser muy disciplinados: seguir el plan. A la vez, hay que estar con los sentidos abiertos para modificar ese plan. Por otro lado, hay que aprender nuevas formas de producir. La fabricación no tiene que ser como siempre se han hecho. Tenemos que reinventarnos sin perder el valor de lo tradicional. Por ejemplo, la piel siempre será la piel. Con una curtición más respetuosa puede ser más sostenible que un material sintético de última generación.

Entrevista a KIMU
—————————–

Kimu¿Cómo conociste a Rhenoflex?
En la feria de Futurmoda. Las ferias son muy importantes, se aprende muchísimo. Eso sí, si hay buenos comerciales que te abran la mente y te den ideas de sobre las posibilidades de aplicación de los materiales en tu producto.

¿Qué es lo que más valoras de tu relación con Rhenoflex?
La calidad del producto y también el servicio, muy próximo. Si tengo cualquier duda, tengo la libertad de llamar y solucionar cualquier problema.

¿Podrías hablarnos de algún producto que hayas desarrollado con materiales de Rhenoflex?
Uso los refuerzos en casi todas las mochilas que hago. Los pongo en la base de las mochilas y en las solapas, me gustan que queden rígidas. Probé muchas cosas para intentar reforzar las mochilas y que no perdieran forma, y cuando descubrí este material en la feria, marcó un antes y un después. Los pequeños detalles, que muchas veces no se ven, te hacen cambiar y mejorar completamente un diseño. Los bolsos cambiaron una barbaridad.

¿Cómo empezó tu proyecto? ¿Por qué?
Mi proyecto empezó porque nos cansamos de vivir en la ciudad. Nos fuimos a vivir a un pueblo en medio de los Pirineos para mejorar nuestra calidad de vida. No sabía a qué dedicarme. Venía del mundo de la moda, pero no sabía qué hacer. Así que me dije «vamos aprobar esto a ver si sale». Y salió. Es lo mejor que he hecho en mi vida. Es una aventura que enriquece mogollón. Aquí sí que se aprende. He aprendido más en cuatro años emprendiendo que en todos los años en la escuela y la universidad.

¿Está dispuesto a pagar más el consumidor por una mochila sostenible?
Sí, sí. La gente está más concienciada. No se entiende un producto como el mío que sea barato. Cuando ves un producto vegano como el mío por 22 euros, no te crees que sea sostenible. Un producto sostenible no puede ser low cost.

¿Cómo se presenta el 2022 para tu marca?
Bien. He aprovechado estos dos años de pandemia para formarme mucho. En tiempo de crisis hay que invertir. En mi caso invertí en formación, estrategia comercial, redes sociales.

Por último, ¿cómo crees que evolucionará la fabricación de bolsos sostenibles en el futuro, especialmente, en España?
También me preocupa mucho el tema del reciclaje. Se está pensando mucho en cómo se reciclará esta prenda después de su uso. Es un punto importante en la fabricación de la moda. Siempre pensar en el cliente a la hora de fabricar. El problema del reciclaje son las mezclas y la separación de elementos, aunque en mi caso no es tan complicado. En mi producción utilizo corcho (para dar el aspecto y la estética de la piel) y tejidos reciclados. Todos los tejidos son reciclados, mínimo un 50 por ciento, algodón reciclado, poliéster reciclado., etc. Otro material que estoy trabajando es el cáñamo, que crece muy fácil, no necesita mucha agua y es resistente. También uso la madera en las placas de los bolsos y mochilas.

Kimu

  • Las marcas opinan sobre Rhenoflex (III): Leer aquí

  • Las marcas opinan sobre Rhenoflex (II): Leer aquí

  • Las marcas opinan sobre Rhenoflex (I): Leer aquí

 

Share

Tags: , ,

Categoría: Actualidad, Entrevistas

Dejar comentario