GalleryShoes

Entran en vigor los aranceles estadounidense sobre el calzado chino

| 5 septiembre, 2019 | Comentario

Desde el pasado 1 de septiembre están en vigor los nuevos aranceles estadounidenses sobre el calzado y producto textiles procedentes de China, entre otros artículos. De esta manera, los zapatos fabricados en China que antes estaban gravados con una tarifa adicional del 10 por ciento al entrar en los Estados Unidos ahora lo estarán con una del 15 por ciento.

Este aumento de las aranceles supone la primera fase de la guerra comercial abierta entre Estados Unidos y China y que el 15 de diciembre vivirá un nuevo episodio cuando se amplíen estos impuestos extraordinarios a otra lista de productos chinos en la que se encuentran los dispositivos electrónicos. Se calcula que para esta fecha prácticamente todas las importaciones de bienes de consumo provenientes de China estarán gravadas por este nuevo impuesto.

Los zapatos fabricados en China que antes estaban gravados con una tarifa adicional del 10 por ciento al entrar en los Estados Unidos ahora lo estarán con una del 15 por ciento

Muchas compañías estadounidenses han mostrado su preocupación por las medidas comerciales aprobadas por el Gobierno de Donald Trump, ya que consideran que provocarán un aumento en el precio final del producto que repercutirá sobre el consumidor y que, en consecuencia, reducirá el consumo doméstico. Para la Asociación Americana de Ropa y Calzado (AAFA), «estas tarifas repercuten sobre las empresas estadounidenses. Crean costos e incertidumbre, obligando a las empresas a retrasar o reducir las decisiones de contratación e inversión y, en última instancia, afectan al consumidor estadounidense».
Por su parte, un grupo de más de 200 compañías de calzado, incluidas las multinacionales de artículos deportivos Nike y Adidas, han reclamado al presidente estadounidense que elimine el calzado de la lista de productos chinos afectados por los sobrecargos en aduanas. Para la patronal estadounidense de distribuidores y tiendas de calzado FDRA, la subida de impuestos a los zapatos costará al comprador final 7.000 millones de dólares anuales. «Los aranceles adicionales propuestos para el calzado serán catastróficos para nuestros consumidores, nuestras compañías y la economía estadounidense en general», destacan.

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , , , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario