ExpoRivaSchuh

China prefiere la robotización a la mano de obra barata

| 22 enero, 2018 | Comentario

El aumento del salario medio es la principal barrera a la que se enfrenta China para mantener su posición como gran potencia productora del mundo. Para esquivar este problema, hace unos años algunas empresas de calzado deslocalizaron su producción en países africanos como Etiopía y Ruanda en busca de sueldos más bajos. Sin embargo, según un estudio realizado por varios investigadores de la universidad de Pekín, esta deslocalización es «más aparente que real». De acuerdo con esta investigación, la respuesta más habitual de las empresas chinas ante la revalorización de los costes laborales no es tanto la reubicación de sus fábricas en países con salarios más ajustados sino la robotización. Para los empresarios chinos, las máquinas son más rentables que los trabajadores que cobran poco.

Un tercio de estas empresas afirmaron que la tecnología era su primera estrategia frente al reto de los salarios.

El estudio se baja en 640 encuestas a directivos de empresas chinas que emplean a alrededor de 16 millones de personas. Un tercio de estas empresas afirmaron que la tecnología era su primera estrategia frente al reto de los salarios, y más de la mitad señaló que la automatización estaba entre sus tres líneas principales de actuación. En este sentido, se espera que los fabricantes chinos tendrán en los próximos años la mayor cantidad de robots industriales instalados de todo el mundo (en 2017 se calcula que se pusieron en marcha más de 600.000 robots en fábricas chinas). Por el contrario, solo el 6 por ciento de las empresas afirmó que apostaba por la deslocalización. Entre estas 62 empresas que habían invertido en el extranjero o tenían previsto hacerlo, solo dos nombraron a África como destino preferido, mientras que el resto optaba por trasladar su producción a otros países del sudeste asiático.

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , ,

Categoría: Actualidad

Dejar comentario