«La industria española de calzado está a la cabeza en cuanto a nuevas tecnologías»

| 24 septiembre, 2018 | Comentario

El próximo 19 de octubre se celebrará el segundo Congreso Nacional del Calzado en Elda (Alicante). En él se abordarán los principales avances tecnológicos disponibles en la actualidad para la fabricación de calzado y bolsos. Hablamos con Miguel Ángel Martínez, director del instituto organizador del evento, Inescop, para conocer un poco mejor en qué consistirá y qué temas se tratarán allí.

Revista del Calzado: ¿Cuál es el principal objetivo de la celebración del Congreso Nacional del Calzado?
Miguel Ángel Martínez: El principal objetivo es presentar de manera conjunta en una única jornada algunos de los avances más significativos que ha experimentado la industria de calzado en los últimos años en cuanto a tecnologías, sostenibilidad y organización; así como adelantar tecnologías emergentes que podrían incidir sobre la transformación de nuestro sector. Esta será la segunda edición de un congreso nacional que esperemos se mantenga en el tiempo. A nivel internacional existe el congreso de la Uitic, un congreso que, según los datos de asistencia de la última edición, celebrado el pasado mes de mayo en Oporto, invita a pensar que la industria está inmersa en un proceso de mejora continua, innovación y tecnología. Esta tendencia a nivel internacional es lo que nos hace seguir apostando por este formato de congreso nacional, pues España, como gran productora y exportadora de calzado que es, no puede quedarse atrás, sino que debe permanecer al frente de los cambios.
Además, el congreso pretende también ser un punto de encuentro entre profesionales de la industria, de la tecnología y de la academia, de manera que se facilite el intercambio de ideas entre ellos.

Revista del Calzado: En su pasada edición, la sala de actos se quedó pequeña. ¿Con qué perspectivas de participación y asistencia parten en esta ocasión?
Miguel Ángel Martínez: Es cierto que la primera edición tuvo una elevada asistencia, incluso más de la esperada inicialmente, con alrededor de 200 asistentes. Repetir esa cifra sería todo un éxito y en ello estamos trabajando. Para lograr este objetivo hemos planteado un programa muy completo en el que abordaremos desde la parte más tecnológica, digital y de personalización, hasta la parte más social y de salud con temas relacionados con el confort y la sostenibilidad, sin olvidar los temas de gestión y organización del proceso industrial.
Además, la fecha elegida, a continuación de Futurmoda, no es al azar, pues entendemos que facilita la participación de aquellas personas que tienen que desplazarse hasta nuestra zona y pueden acudir tanto a la feria como al congreso.

«Esperamos que el congreso sirva de encuentro entre diferentes actores de la industria de calzado, y en esta ocasión también del bolso»

Revista del Calzado: Si la edición de 2016 del Congreso Nacional del Calzado se centró en presentar las nuevas tecnologías de la industria 4.0 en «la fábrica de calzado del futuro», en esta ocasión se presenta con el lema «Del concepto al mercado». ¿Cuál va a ser el tema principal de esta edición de octubre 2018?
Miguel Ángel Martínez: En esta segunda edición el congreso se centrará en aspectos de actualidad para la industria de calzado, como la transformación digital, la personalización, el confort y la salud, los nuevos modelos de comercialización y el liderazgo industrial; todo ello desde el paradigma del desarrollo industrial sostenible. Además, habrá una parte relacionada con la gestión en la que se hablará de la organización desde el punto de vista del cambio.
Sin duda nuestro mayor reto es generar nuevas oportunidades para las empresas, pues el congreso esperamos que sirva de encuentro entre diferentes actores de la industria de calzado, y en esta ocasión también del bolso, con el fin de poner en común experiencias y generar nuevas estrategias a medio y largo plazo.

Revista del Calzado: ¿Cuáles van a ser las principales ponencias que allí podremos ver?
Miguel Ángel Martínez: El congreso se ha estructurado en torno a la tecnología, la sostenibilidad como estrategia de negocio y la organización industrial, agrupados en tres bloques que se han denominado respectivamente «De la idea al usuario», Sostenibilidad de procesos» y «Gestión del cambio».
De esta manera cubrimos todos los procesos que intervienen en la fabricación de calzado, desde el concepto hasta el mercado, sin olvidarnos por supuesto del usuario final.
En cada uno de los bloques habrá cuatro presentaciones. De este modo contaremos con ponentes y empresas del sector calzado y componentes, así como empresas tecnológicas de renombre que vendrán a exponer sus experiencias y casos de éxito: Podoactivia, Loewe, Arsutoria y HP, entre otras.
Además, para la conferencia inaugural contaremos con la presencia de la consultora internacional McKinsey, la cual abordará las 10 tendencias que transformarán la industria. Por último, el rector de la Universidad de Alicante abogará por la importancia que tiene la ciencia y la formación en nuestra industria; sin duda un hito, pues por primera vez en la historia, una universidad pública ha lanzado un curso de experto universitario específico de calzado.

«Es en las primeras etapas de la fabricación del calzado donde más están influyendo los avances tecnológicos, desde la obtención de la horma en formato digital, al diseño en 3D»

Revista del Calzado: ¿Cuáles son los avances tecnológicos que están influyendo más en la actual fabricación de calzado?
Miguel Ángel Martínez: Es en las primeras etapas de la fabricación del calzado donde más están influyendo los avances tecnológicos, desde la obtención de la horma en formato digital, al diseño en 3D sobre horma, el intercambio de información técnica mediante ficheros electrónicos entre fabricante y proveedores de componentes, así como en el proceso de cortado automático de piezas.
En otras etapas de fabricación se han producido ciertas mejoras, introduciendo más electrónica y software, aunque todavía queda mucho por hacer, pues por lo general cada máquina suele hacer una sola operación muy específica del proceso de fabricación y cada máquina necesita de un operario que la maneje.

Revista del Calzado: Y en cuanto al consumidor de calzado, ¿cuáles son las principales tendencias o demandas del comprador de zapatos en estos momentos (personalización, sostenibilidad, nuevos materiales, etc.)?
Miguel Ángel Martínez: La demanda del consumidor de zapatos es muy diversa y probablemente esta tendencia vaya a más. Quizá esta sea una de las principales características del tiempo actual, el hecho de que no haya una demanda más o menos uniforme. Si retrocediésemos unas décadas atrás en el tiempo, veríamos que básicamente había dos tipos de zapatos, el de entre semana, que servía para casi todo, y el que se guardaba para vestir los domingos. Pues bien, la evolución nos ha llevado a distinguir los zapatos de calle, de los deportivos, estos a su vez se han especializado para cada tipo de deporte, y han surgido otros como los de uso profesional. Mientras en los de calle hay diversas tendencias de moda simultáneamente, en los de deporte se siguen especializando dentro de una misma disciplina deportiva, según el tipo de pavimento o características del usuario. Y la diversificación continúa con la personalización, los materiales alternativos a los tradicionales, la superespecialización deportiva, etc.

«El universo de consumidores es grande y hay nicho de mercado para todo tipo de personalización desde el nivel más bajo hasta el calzado a medida. Depende de la empresa determinar si la personalización es o no una clave en su estrategia de negocio»

Revista del Calzado: ¿Realmente estamos interpretando bien estas tendencias de consumo? Por ejemplo, se está invirtiendo mucho en la personalización del calzado, permitiendo la costumización radical de un zapato, desde el tipo de tacón al color de los cueros; ¿pero realmente el consumidor quiere diseñar por completo sus zapatos? ¿O tan solo quiere una pequeña personalización que le diferencie un poco, con un adorno o un color especial?
Miguel Ángel Martínez: La personalización no es solo una tendencia en calzado, está presente en todo lo que nos rodea, desde el automóvil hasta los alimentos y las medicinas. Otra cosa es el grado de personalización al que se quiera llegar. Por un lado, estaría el nivel bajo de personalización como elegir la combinación de colores de los materiales que forman el zapato o, por ejemplo, el grabado o bordado de un determinado nombre o símbolo a demanda del usuario. Por otro lado, estaría la mayor personalización cuando se toma medida digital de los pies, se fabrican hormas a medida o se usan, de las hormas ya existentes, las que mejor se adaptan a la medida de un usuario concreto y se eligen los diseños y componentes del calzado. El universo de consumidores es grande y hay nicho de mercado para todo tipo de personalización desde el nivel más bajo hasta el calzado a medida. Depende de la empresa determinar si la personalización es o no una clave en su estrategia de negocio.

Revista del Calzado: Otra tendencia de la que se habla mucho es la sostenibilidad y la moda verde. Todo indica que el consumidor exige cada vez más productos respetuosos con el medioambiente; sin embargo, ¿está dispuesto el cliente verdaderamente a pagar más por un calzado más sostenible?
Miguel Ángel Martínez: La sostenibilidad y la moda verde tienen una doble vertiente. Del lado del fabricante es necesario y casi obligado, incluso por reglamentación o demanda de las grandes marcas distribuidoras, utilizar procedimientos de fabricación y materiales más respetuosos con el medioambiente, además de aprovecharlos en mayor medida, al igual que el agua y la energía. A su vez, hay consumidores con mayor conciencia ambiental que buscan productos, calzado entre ellos, con características de moda verde y al parecer es un mercado en crecimiento. Probablemente para los convencidos de la moda verde pagar algo más, siempre que sea razonable, no sea un impedimento, aunque también probablemente la tendencia sea que los precios se igualen y que las diferencias en precios las fijen otros conceptos como la marca.

«La tienda online permite la libertad de horario y lugar desde el que comprar, mientras que la tienda física permite todo lo sensorial, probar, tocar, oler…, ver el producto físicamente»

Revista del Calzado: ¿De qué manera el comercio online está transformando la manera de producir, vender y consumir calzado? ¿De qué forma puede competir la zapatería tradicional con la competencia electrónica?
Miguel Ángel Martínez: La venta online está transformando a todos los sectores, incluido el calzado. La facilidad de las comunicaciones por internet y el gran desarrollo del sector de la logística favorecen esta tendencia. Cualquier consumidor tiene un punto de venta en sus propias manos, su smartphone, donde puede realizar las compras de manera cómoda desde cualquier lugar con conexión a internet y en cualquier momento, las 24 horas del día, los 365 días del año. Las empresas no son ajenas a estos nuevos canales de venta y están desarrollando sus estrategias para combinar las ventas por los canales tradicionales en la zapatería física con las ventas online. La tienda online permite la libertad de horario y lugar desde el que comprar, mientras que la tienda física permite todo lo sensorial, probar, tocar, oler…, ver el producto físicamente. La «experiencia cliente» es algo también de lo que se está hablando de manera más habitual. Seguro que de estos temas tendrán mucho que aportar en el congreso tanto Mckinsey, como Loewe y Paco Martínez, que combina la venta online con su cadena de más de 100 tiendas físicas de bolsos y maletas.

Revista del Calzado: Por otro lado, ¿cómo de permeable es la industria española a las nuevas tecnologías de producción de calzado?
Miguel Ángel Martínez: La industria española está pendiente a todas las novedades en materiales y tecnologías que pueden surgir a nivel mundial, tanto por su frecuente asistencia a las ferias internacionales más destacadas, como de forma directa por la información que reciben de sus proveedores habituales. La permeabilidad de estas nuevas tecnologías depende del grado de desarrollo de cada empresa y de su capacidad de inversión. En general, en la industria conviven tecnologías tradicionales con nuevas tecnologías, de manera que se da continuidad al proceso productivo sin los sobresaltos que podría producir la falta de adecuación o ajuste de algunas nuevas tecnologías, por diversos motivos, ya sea de organización, de capacitación técnica, de nuevos materiales, etc. En el congreso se tratarán algunos de estos temas. Por ejemplo, HP nos hablará de la fabricación aditiva; Aname, de la tecnología plasma para el pegado del calzado, y Arsutoria, del diseño por ordenador con ejemplos prácticos de su productividad.

Revista del Calzado: Da la sensación de que la industria española de calzado se está dividiendo en dos. Por un lado, las grandes compañías que se han adaptado a la llamada «cuarta revolución industrial» y, luego, las pequeñas firmas que todavía mantienen métodos tradicionales de producción. ¿Cree que es así? Y de ser así, ¿está el segundo grupo abocado a desaparecer, con la consecuente concentración sectorial?
Miguel Ángel Martínez: Las denominadas grandes compañías son por lo general empresas distribuidoras de calzado, que tienen marca propia, tienen equipos creativos que realizan el diseño y desarrollo de producto y controlan la distribución, pero necesitan de otras empresas que les fabriquen la producción, mediante diferentes vías de colaboración, ya sea en exclusiva o no. Las grandes producciones por lo general se suelen realizar en países asiáticos, pero la producción de series más pequeñas, con gran variedad de modelos, flexibilidad en producción y rapidez de entrega, y de más alta gama se suelen realizar en las fábricas tradicionales como las que conocemos en nuestro país, por lo que parece que este sistema seguirá funcionando: marcas que emplean a un grupo de fábricas tradicionales. Son aspectos que podrán verse reflejados en el bloque del congreso sobre gestión del cambio, que coordina FICE.

«En general, la industria española está a la cabeza de la adaptación a las nuevas tecnologías. No se entendería de otro modo si consideramos que compite en los mercados internacionales»

Revista del Calzado: En comparación con su grandes competidoras europeas, como son la de Italia y la de Portugal; ¿cómo de adaptada a las nuevas tecnologías está la industria española?
Miguel Ángel Martínez: En general, la industria española está a la cabeza de la adaptación a las nuevas tecnologías. No se entendería de otro modo si consideramos que compite en los mercados internacionales y el calzado producido en España se exporta a cada vez más países en el mundo, entre ellos, los más exigentes en calidad y diseño, como Francia, EE. UU., Japón e incluso Italia. Por supuesto, también hay que considerar que la adaptación no es por igual entre todas las empresas españolas, como también ocurre en otros países, pero se está haciendo un esfuerzo importante por mejorar organizativa y tecnológicamente las empresas. Por aportar algún dato, desde nuestra propia experiencia podemos afirmar que de las cerca de 2.500 licencias de los programas desarrollados por Inescop para el diseño por ordenador de calzado, alrededor de un 40 por ciento está instalado en empresas españolas; esto es, donde más instalaciones hay, y el resto de instalaciones se reparten hasta en 42 países por todo el mundo. Otros proveedores de maquinaria y tecnología también juegan un papel importante para que la industria española se adapte a los cambios.

«Animamos a todos los profesionales del sector a asistir al Congreso, pues consideramos que ofrece una oportunidad única de compartir conocimientos y experiencias en tan sólo una jornada»

Revista del Calzado: Por último, arriésguese y díganos cuáles cree que serán los grandes cambios tecnológicos que revolucionarán el sector en el futuro.
Miguel Ángel Martínez: Hay dos factores relevantes que claramente van a marcar el futuro: la transformación digital y la economía circular. La transformación digital permitirá el intercambio de información de manera vertical y horizontal, vertical afectando a toda la cadena de valor del producto desde la empresa de calzado hasta el consumidor final y horizontal conectando a la empresa con sus proveedores de componentes y subcontratistas de producción. La empresa conocerá mucho más a sus clientes y sus preferencias, y a su vez la empresa compartirá información con sus proveedores para producir de una manera más ágil y precisa. La economía circular hará que los productos sean más respetuosos con el medioambiente en todo su ciclo de vida, desde la obtención de las materias primas, pasando por la fabricación y uso, hasta el residuo final y su valorización, así como que se aprovechen mejor los recursos, ya sean materiales o la energía y el agua. Otros cambios a más plazo tendrán que ver con la gestión de grandes cantidades de datos (big data), la robótica o la inteligencia artificial. Para que todos estos cambios ocurran hay que seguir mejorando la formación en las empresas. Las universidades juegan un papel importante y en esta ocasión para la clausura del congreso contaremos con el rector de la Universidad de Alicante, que está apostando por la formación superior en calzado.
Por todo lo expuesto y para finalizar, animamos a todos los profesionales del sector a asistir al Congreso, pues consideramos que ofrece una oportunidad única de compartir conocimientos y experiencias en tan sólo una jornada que acabará con un coctel comida en el que los asistentes podrán interrelacionarse o, como se dice ahora, hacer networking.

Enlace para inscribirse al Congreso Nacional del Calzado

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , , ,

Categoría: Entrevistas

Dejar comentario