El futuro de las ferias tras la pandemia (II): Futurmoda

| 21 julio, 2020 | Comentario

Nombre: Futurmoda, Salón Internacional de la Piel, Componentes y Maquinaria para el Calzado y la Marroquinería
Próxima edición: 10 y 11 de marzo de 2021
Lugar: Elche (Alicante), España

La última edición de Futurmoda, el Salón Internacional de la Piel, los Componentes y la Maquinaria para el Calzado y la Marroquinería, se celebró el 11 y 12 de marzo en Elche (Alicante); apenas unos días antes de que se decretara en España el estado de alarma por la emergencia sanitaria de la covid-19. La amenaza del coronavirus se dejó sentir durante el desarrollo del certamen, el cual adoleció de la ausencia de algunos expositores que no ocuparon sus stands y de una menor afluencia de público. La enfermedad se extendía ya por España y sus efectos se hacían notar en la industria del calzado. Presumiendo que esta amenaza seguirá presente en los próximos meses, la Asociación Española de Empresas de Componentes de Calzado (AEC), organizadora del evento, ha anunciado recientemente que cancelará su siguiente edición, prevista para los días 21 y 22 de octubre. De este modo, Futurmoda no se volverá a convocar hasta 2021, durante los días 10 y 11 de marzo. «La covid-19 está generando grandes dificultades para la correcta celebración de las ferias», explica Álvaro Sánchez, director general de AEC. «Hasta que no existan protocolos de actuación a nivel nacional e internacional y seguridad de salud en los recintos feriales, las ferias no se deben celebrar», opina.

«La decisión comercial y contractual que se adquiere personalmente requiere en muchos casos poder ver y tocar el producto y hablar directamente con el fabricante o el proveedor para mantener una relación personal estrecha.»

Al parecer, el regreso de las ferias sectoriales traerá consigo algunos cambios fundamentales, como, por ejemplo, la complementariedad de la exposición presencial con otra de formato digital. «Este modelo de feria, ya es conocido por todos desde hace tiempo. Supone algo que ahora puede tener su sentido; estamos hablando de las ferias virtuales o showrooms online, que pueden tener encaje en sectores maduros de productos terminados o bien en eventos en los que el interés por parte del visitante profesional pueda ser obtener información o contactos», comenta al respecto Sánchez. De cualquier manera, para el director de AEC la irrupción de las ferias digitales no supondrá la desaparición de la exhibición presencial. «Este tipo de ferias no pueden sustituir de ninguna manera a las ferias físicas tradicionales como ya las conocemos. A fin de cuentas, la decisión comercial y contractual que se adquiere personalmente requiere en muchos casos poder ver y tocar el producto y hablar directamente con el fabricante o el proveedor para mantener una relación personal estrecha. La nuevas tecnologías a través de las videoconferencias y el uso de la realidad virtual y el diseño 3D online nos facilitan mucho esa labor de toma de contacto e interacción, pero no suple ni de lejos una realidad que surge cuando acudimos a las ferias tradicionales: poder tomar contacto directamente con nuestros clientes o proveedores más importantes del sector e impregnarnos de la cultura y las experiencias de sociabilización que nos aportan las relaciones personales cada temporada, pudiendo establecer vínculos personales mucho más estrechos», recalca Álvaro Sánchez. Además, la idiosincrasia de nuestro país hace inviable que este modelo digital de feria sustituya al presencial. «En culturas nórdicas estos modelos tienen mejor interpretación y aceptación; en culturas mediterráneas y latinas es distinto», dice el portavoz de AEC. Preguntado por si este modelo híbrido se mantendrá en el futuro, comenta que dependerá de sus resultados comerciales, pero cree que su implantación es más sencilla en ferias de producto acabado que en aquellas que representan a la industria auxiliar. En cualquier caso, hay que ser cautelosos a la hora de implantar este modelo híbrido y evitar que la feria digital se imponga a la presencial. «Para que surta efecto y la feria virtual no fagocite a la feria física tradicional, la primera debería celebrarse posteriormente, es decir primero la física tradicional y después la virtual, salvo que la virtual se proponga como un avance de cada temporada», advierte Álvaro Sánchez.

Los próximos meses serán cruciales para conocer cuál va a ser el papel de la ferias de muestras en un entorno pospandémico.

¿Qué otros cambios motivará la actual situación de pandemia en la celebración de eventos de calzado y complementos? ¿Servirá para reorganizar las fechas de desarrollo de Futurmoda? El director general de AEC se muestra claro al respecto: «no, no lo creo; el coronavirus ha obligado a la cancelación temporalmente de algunas ferias, pero nuestras ferias están establecidas dentro de un calendario ferial a nivel internacional y para que esas fechas cambien tiene que cambiar tanto la existencia de las temporadas como la propia actividad sectorial basada en la moda. Pueden adelantarse o retrasarse, pero siempre estarán ajustadas a un calendario semestral y anual previamente establecido», asegura.

Los próximos meses serán cruciales para conocer cuál va a ser el papel de la ferias de muestras en un entorno pospandémico. Mientras lo averiguamos, ahora lo que toca es «ser prudentes y cumplir escrupulosamente las indicaciones que establezcan los gobiernos a nivel autonómico, nacional y europeo, para garantizar la seguridad de los ciudadanos», opina el responsable de Futurmoda. Y añade, «hasta que no se descubra una vacuna, esta pandemia va a continuar estando presente en nuestras vidas durante mucho tiempo de una manera u otra, por lo tanto, tendremos que ser prudentes e ir adaptándonos a la cruda realidad».

El futuro de las ferias tras la pandemia (I): Première Vision Paris

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , ,

Categoría: Ferias, Reportajes

Dejar comentario