ExpoRivaSchuh

Momad Shoes en la encrucijada

Del 2 al 4 de marzo, el recinto ferial de Ifema en Madrid ha acogido la quinta edición del certamen especializado en calzado y accesorios Momad Shoes. En él alrededor de 110 empresas de calzado y bolsos, en representación de más de 200 marcas, se han dado cita para exponer sus nuevas propuestas de cara a la temporada otoño-invierno 2019. En cuanto al número de visitantes convocados por la feria madrileña, aunque todavía sin los datos oficiales, la organización del certamen reconoce que previsiblemente serán algo inferiores a los registrados en anteriores ediciones, en torno a un 10 o un 15 por ciento menos. Ha sido, por tanto, una edición difícil, con una evidente caída de la oferta expositiva así como de afluencia de visitantes profesionales. No obstante, muchas empresas expositoras han reconocido haber cumplido con sus expectativas, si bien es cierto que las previsiones antes de la inauguración de la feria no eran muy elevadas.

«Se han salvado los muebles» ha sido una de las expresiones más escuchadas dentro de los stands, incluso también por parte de la dirección del evento ferial. «Los resultados de esta edición deben servirnos para reflexionar sobre qué modelo de feria quiere el sector del calzado en el futuro», ha explicado Jaime de la Figuera, director de Momad Shoes. «Entiendo que esta edición, que es innegable que no ha obtenido los resultados deseables, es una edición de transición», ha añadido.  Pero transición ¿hacía qué? ¿A dónde?

A pesar de la inasistencia de grandes representantes de la industria nacional de calzado, de la ausencia de algunos importantes operadores de la distribución de calzado (sobre todo del norte de España), de las inclemencias del tiempo, etcétera; en la pasada convocatoria de Momad Shoes se han realizado contactos y firmado negocios. El sector y el mercado español del calzado, pese a no pasar por su mejor momento, no están ni mucho menos paralizados. «Esta edición de Momad Shoes ha sido el reflejo de la situación del mercado español del calzado», ha explicado Imanol Martínez, director de Marketing de la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE). «El mercado está cambiando. La distribución de zapatos cada vez se está concentrando más, el comercio online poco a poco adquiere mayor relevancia, los hábitos de consumo cambian; esto sin lugar a dudas afecta a las ferias, que deben adaptarse a este nuevo modelo», ha aclarado. Pero adaptación ¿a qué? ¿De qué manera?

La feria Momad Shoes se encuentra en un momento crítico, que exige una transformación de su modelo de exposición y en el que se requiere un compromiso de todos los agentes implicados en el sector.

La feria Momad Shoes se encuentra en un momento crítico, que exige una transformación de su modelo de exposición y en el que se requiere un compromiso de todos los agentes implicados en el sector. Los fabricantes de calzado admiten su deseo de que España tenga una feria propia, representativa y con transcendencia internacional. Algunos, los menos, optan por trasladar el certamen a IFA en Elche (Alicante); la mayoría se inclina por fijar en Madrid su sede. La institución ferial de Ifema ofrece Momad Shoes. Es, por tanto, el momento de alcanzar un compromiso lo más unánime posible entre Ifema, FICE y los industriales del sector. Ifema debe comprometerse a adecuar sus precios a las posibilidades reales de los expositores; debe mejorar su trato al expositor, aligerar la burocracia que tanto le exaspera y poner a disposición de las marcas su gran experiencia e inmejorables instalaciones. Pero a los fabricantes también hay que exigirles que se comprometan con el proyecto Momad Shoes, que aseguren su participación y que acuda a Madrid una parte representativa del calzado made in Spain. De lo contrario, estaremos condenados a depender de las veleidades y caprichos de Micam en Italia o a conformarnos con certámenes locales sin transcendencia más allá de nuestras fronteras.

Se avecinan unas semanas de intensas negociaciones en los comités y asociaciones. Con toda probabilidad, desde la organización de Momad Shoes se propondrá la convergencia con la feria de exposición textil Momad Metrópolis y albergar bajo el paraguas de Momad toda la oferta de moda. Desde otros frentes también se habla de renovar completamente el certamen e incluso de ubicarlo en un recinto más moderno e innovador, fuera de los pabellones de Ifema, como por ejemplo El Matadero de Madrid (muy al estilo de lo que hizo la alemana Gallery Shoes en su actual sede del Areal Böhler). Sea como sea, ahora es el turno de los empresarios. Ellos decidirán qué hacer, la transición hacia dónde y la adaptación de qué manera: dejar morir Momad Shoes o apostar, ahora sí, de manera decidida y valiente, por una feria a la altura del sector del calzado español. Del 7 al 9 de septiembre, durante la próxima edición de Momad Shoes en coincidencia con el evento textil Momad Metrópolis, veremos en qué medida se consolidan estos compromisos.

TwitterFacebookGoogle+Compartir

Tags: , , ,

Categoría: Actualidad

Comentarios (2)

  1. Miguel dice:

    A ver si de una vez nos damos cuenta de que estando a merced de 4 políticos que solo quieren su enriquecimiento personal, no vamos a ningún lado, para que esta feria vuelva a coger fuerza tenemos que unirnos todos los fabricantes y decidir por nosotros mismos, y que nuestro/a representante sea alguien que tenga también los mismos intereses.
    Tenemos gran fuerza en nuestra comarca levantina, y aunando nuestras fuerzas y creyéndonoslo más, podremos conseguir trasladar la feria aquí a nuestra ciudad, contando con una insfraestructura como es Ifa, un aeropuerto como es el nuestro y una serie de empresas zapateras que por número y por importancia en el mercado, somos los que más fuerza tenemos, esperemos que se haga algo de una vez y empecemos a mirar por los intereses de las personas que estamos luchando por el made in Spain,
    Saludos
    MA

  2. PEDRO dice:

    Subrayo lo que dice Miguel. Y además añado que sea en fin de semana, ya que por desgracia la mayoría de los comerciantes no podemos acudir por ser días laborables y no disponer de empleados para dejar en el comercio.

Dejar comentario